Puntos aclarados a José Daniel. Segunda Parte: La atención médica a la infancia en #Cuba

Foto tomada de Internet

Con riesgo de parecer redundante caigo en la misma idea, pero esta vez sobre la incuestionable profesionalidad con la cual se atiende a la infancia en Cuba en el sector de Salud Pública.

#JoséDanielFerrerGarcía se ha atrevido a cuestionar dicha labor, ya sabemos cuál es su misión y lo que recibe a cambio.

Repasemos entonces algunas cuestiones importantes:

Desde que la vida se forma dentro del vientre de la madre ya es prioridad del Sistema de Salud Cubano garantizar la salud de ella y el hijo. El Programa de Atención Materno Infantil fue instituido en Cuba desde 1970;  diseñado por diversos especialistas para regular todo lo concerniente a las gestantes y a los infantes. Cualquier irregularidad o deficiencia es sancionada y penalizada; aunque seamos realistas, nos caracteriza la humanidad y la profesionalidad. Es por eso que las estadísticas muestran resultados satisfactorios en cuanto a natalidad y mortalidad infantil y materna.

La inmunización contra varias enfermedades es también prioridad de nuestro sistema de salud. La poliomielitis, parotiditis-rubéola-sarampión, difteria, tos ferina, Hepatitis B, tétanos, Haemophilus influenzae tipo B, tuberculosisson son enfermedades que cuentan con escasos y hasta ningún reporte en la isla desde hace ya algunos años.

Urge recordarle al compañero José Daniel que nuestro país es el primero en el mundo en eliminar la trasmisión materno-infantil del virus del VIH/sida y de la sífilis congénita, un logro que ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud.

Los consultorios médicos son celosos si de los niños se trata y en las diversas enseñanzas los centros educacionales cuentan con profesionales de la salud de diversas especialidades para atender y asistir a nuestros pequeños si fuera necesario.

Todavía hay mucho que decir al respecto pero lo dejo aquí para no extender el texto. Además estoy clara que quienes se atrevan a cuestionar la atención médica a la infancia en Cuba es un hipócrita y sin dudas alguien muy bien pagado para desacreditar a la Revolución Cubana.