Escándalo: José Díaz Silva le roba descaradamente los activistas al Coco Fariñas!!!!

Los chismes en la Hight Society Opositora siguen cayendo en mi bendecido e-mail. El que les traigo hoy les confirmará una vez más a ustedes que en esa selva la amistad ni el respeto tienen cabida mis queri-dos.

Resulta, que José Díaz Silva, el Monito de la Hight Society, le robó al Coco Fariñas nada más y nada menos que 5 chicos que pertenecen al FANTU en Manatí, provincia Las Tunas. Se trata de René Ávalo Hernández, Enorio Roldón Suárez, Abel Rodríguez Bacallao, Raúl de los Milagros Hipólito Miranda y Benigno Cruz Reina. Los cinco lindos no dudaron en traicionar al padre fundador de las huelgas de hambre y tomaron rumbo hacia el Movimiento Opositor por una Nueva República, con la esperanza de ganarse sus respectivos avales como refugiados políticos. Los chicos comentaron esperanzados, que el Monito los atendería mejor y que seguros cobrarían más de 20 CUC. Crucesssss.

Pero lo más interesante de esto, es que mi Coquito Fariñas está ajeno a esta situación, y mientras lo esté, el Monito le seguirá robando integrantes para llenar el vacío que tiene en el suyo y en su corazón jijij. Lo triste es que, sin pretenderlo, provoque que Fariñitas desencadene una huelga de hambre solo para reclamar a sus adorados chicos.

Teo Pereira en Cuba

 

Coco Fariñas puso en peligro la vida de Anairis Miranda y sus hermanos

Adairis Miranda mientras bebe.

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Anairis Miranda Leyva estaba a un paso de hacer realidad uno de sus sueños: pisar tierra americana y dejar atrás, para siempre, todo lo vivido en el país que la vio nacer. Nada parecía impedirlo, estaba sentada cómodamente en el salón de última espera del Aeropuerto Internacional Frank País, de Holguín. No podía imaginar que varios meses después estaría en los titulares de medios digitales, mientras se debate entre la vida y la muerte, por la actitud irresponsable de sus familiares, y de ella misma.

La demora del vuelo EA3172, de Eastern Airlines, que cubriría la ruta Holguín-Miami aquel 27 de noviembre de 2016, le jugó una mala pasada. Cuando pensaba que todo saldría bien, se le acercó Ernesto Hernández Columbié, representante de Havanatur en el Aeropuerto, para notificarle que la Visa que le permitiría entrar a Estados Unidos, había sido revocada por el gobierno de ese país.

Su reacción ante la comunicación enviada desde Miami por Alex Remedios (coordinador de la Agencia Havana Air, encargada de los vuelos chárter de la Compañía Eastern Airlines), terminó acusando al gobierno cubano por impedirle viajar al norte.

De esto no hemos leído nada en los artículos que hoy circulan para denunciar las “arbitrariedades” con las que las autoridades cubanas la atienden a ella, su gemela Adairis Miranda Leyva y su hermano Fidel Batista Leyva, todos declarados en huelga de hambre, en evidente seguimiento a las múltiples lecciones impartidas por Guillermo (Coco) Fariñas, el huelguista mayor de la contrarrevolución.

Lo que realmente le interesa a los “medios democráticos” es esa condición huelguística y su “firme disposición de no regresar a prisión”, y agregarle un poco de sazón con la “injusticia” cometida al mandarlos a prisión sin causa justificada.
Los hechos

Los hermanos, y su madre Maidolis Leyva (sus datos personales son absolutamente públicos en varios sitios de internet) protagonizaron el 27 de noviembre de 2016 (poco después de regresar Anairis del Aeropuerto) un desorden público en los alrededores de su vivienda, de la que fueron testigos varias personas que se aglomeraron en el lugar, como respuesta a sus ofensas.

Cumpliendo la promesa hecha en el Aeropuerto de que ese día “sabrían quién era ella”, profirieron consignas contrarrevolucionarias y frases ofensivas en contra de la figura del Comandante en Jefe, coincidiendo con el luto decretado por el Consejo de Estado de la República de Cuba por el fallecimiento del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, apenas 48 horas antes.

Por esa actitud, violatoria de la ley, fueron instruidos de cargos por los delitos de Desorden Público y Difamación de las instituciones y organizaciones y de los héroes y mártires. Mientras permanecieron en prisión provisional orquestaron las dos primeras huelgas como recurso para manifestar su inconformidad con el delito por el que se les acusaba. En ambas ocasiones, aceptaron la asistencia médica de forma irregular.

A principios de marzo, al ratificarse la sanción por el tribunal provincial las hermanas fueron trasladadas a celdas de aislamiento, y ya para ese momento se habían declarado (por tercera vez) en huelga de hambre por desacuerdo con la sanción impuesta por el Tribunal Municipal y ratificada por el Provincial.

Actualmente los tres hermanos terminaron la huelga de hambre, aunque permanecen ingresados en hospitales de la ciudad de Holguín. Todos reciben el tratamiento que este tipo de casos requiere y accedieron a realizarse exámenes complementarios. La comisión médica informó que, en sentido general, mantienen buen estado de salud, aunque se mantendrán unos días más hospitalizados para su completa recuperación.

El mismo recurso, con diferente escenario. Solo que esta vez, alentados por los que ponen el valor del dinero por delante de la vida humana, estuvieron muy cerca de provocar daños irreparables en todos ellos.

Las lecciones del huelguista maratónico (y los cantos de sirena desde Miami) parecen haber tenido efectos en esta familia, de claro historial en la “mal llamada oposición”. Lo cierto es que esa actitud irresponsable tampoco le ha dado frutos al Coco Fariñas, cuyo “ejemplo” puso en peligro la vida de estas personas.

Guillermo Fariñas acusa a Rosa María Payá #Cuba

guillermo-faric3b1asrosa-maria-aznar

Publicado el mayo 16, 2016 por micubaporsiempre
guillermo fariñasPor Arthur González.
Que la “disidencia” cubana no tiene unidad es algo sabido e incluso informado al Departamento de Estado y a la CIA por los diplomáticos estadounidenses acreditados en La Habana, en sus cables confidenciales conocidos gracias al sitio WikiLeaks; pero en días pasados la situación ha ido un poco más lejos.
De acuerdo con noticias publicadas en Internet, el pasado 25 de abril de 2016 en la ciudad de Santa Clara, durante una reunión del llamado Foro Anti totalitario Unido (FANTU), que nadie conoce en Cuba, Guillermo – “El Coco”- Fariñas Hernández, Premio Sajarov 2010, y cabecilla de ese engendro financiado desde Miami, afirmó ante una docena de sus asalariados que: “las 10 mil firmas recogidas por Rosa María Payá Acevedo y entregadas a la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba para solicitar un cambio a la constitución, son falsas”.
Rosa María es hija de Oswaldo Payá Sardiñas, muerto en un accidente de tránsito en una carretera del oriente cubano, cuando el español del Partido Popular, Ángel Carromero, conducía a exceso de velocidad mientras repartían por todo el país miles de euros para mantener a la llamada “disidencia”.
El fallecimiento de Payá Sardiñas, fue aprovechado de inmediato por su viuda e hija para sacarle partido, vendiéndose ante los diplomáticos de la misión de Estados Unidos en La Habana como “víctimas” del régimen.
A cambio de iniciar una fuerte campaña mediática contra el Gobierno, el Departamento les concedió aceleradamente un visado de “refugiadas políticas” para ellas y los dos hijos hombres del difunto.
A su llegada Miami, el senador Marco Rubio apadrinó a la joven para hacer campañas contra Cuba y de inmediato fue enviada, con los gastos pagados, a Europa y América Latina para difamar a su país y recaudar cientos de dólares y, tristemente, vivir de la muerte de su padre.
En prueba fehaciente de la falsedad de su persecución política, Rosa María regresa a Cuba cada cierto tiempo, para no perder sus propiedades en La Habana, sin confrontar el más mínimo contratiempo con las autoridades, a pesar de realizar acciones provocativas, entre ellas la entrega de las supuestas 10 mil firmas para que se ejecute un referéndum contra el Estado revolucionario.
Según El Coco Fariñas, viejo “opositor” y amigo íntimo del asesino terrorista Luis Posada Carriles, autor de la voladura del avión civil cubano donde murieron 73 personas, “resulta imposible que ella haya recaudado esa cantidad de firmas sin contar con apoyo de la oposición, al menos sin el apoyo del FANTU”.
Agregó Fariñas, que por tal motivo las firmas son falsas o forman parte de las que fueron recopiladas por su padre hace casi 20 años, cuando estaba en su apogeo el diseño del Proyecto Varela, creado por especialistas en subversión del gobierno de Estados Unidos y que resultó un rotundo fracaso por la ausencia de apoyo popular y de los mismos grupos contrarrevolucionarios.
Rosa María durante la vida de su padre, no formaba parte de ninguna agrupación “opositora”, estudió sin dificultades en la Universidad de La Habana y solo después de su muerte se dio a la tarea de buscar como empleo jugoso dedicarse a ser “disidente” en los EE.UU.
Con el asesoramiento yanqui, creó un grupito que denomina “Cuba Decide”, el cual no es bien visto por la contrarrevolución interna de la isla, como tampoco lo fue el Proyecto Varela, al olfatear que solo busca dinero y hacerse de un nombre desde una cómoda posición en el exterior.
En La Habana, Rosa María solo tiene el apoyo de una amiga, nombrada María de Lourdes Mariño Fernández, vinculada al Centro Loyola, ubicado en los locales de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, quien fungiendo como gestora interna en la isla de “Cuba Decide”, organizó el pasado mes de noviembre un evento para debatir la situación cubana sobre el tema de los nuevos trabajadores no estatales.
rosa maria aznar
Mientras Fariñas acusa a Rosa María, ella logró el apoyo de la mafia terrorista anticubana y hace unos días ofreció una cena en la llamada Torre de la Libertad, para recaudar más dinero a costa de promesas para lograr un cambio en Cuba, viejo pretexto empleado desde 1959 para enriquecerse, como lo hicieron los que allí viven de ese cuento.
Ante situaciones como estas, recordamos a José Martí cuando dijo:
“Los débiles tienen una gran fuerza: solo la compasión que inspiran”.
Tomado de: https://heraldocubano.wordpress.com/2016/05/14/guillermo-farinas-acusa-a-rosa-maria-paya/