Los que se cambiaron de chaqueta en Miami.

Por Arthur González.
Ser opositor al socialismo cubano es un negocio jugoso en Miami, algo que ha transformado en millonarios a no pocos.
Recientemente un artículo publicado en el libelo Nuevo Herald, expone a uno de esos personajillos que se cambiaron de casaca, para hacer de su “oposición” a la Revolución cubana un jugoso medio de vida, su nombre: Juan Antonio Blanco Gil, quien desde hace unos años funge como director de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, en Miami.
Hijo de Elena Gil, miembro del Partido Socialista Popular antes de 1959, trabajadora de la Cuban Telephon Company, y estrecha colaboradora de Fidel Castro, Juan Antonio Blanco anunció recientemente su campaña para denunciar y deportar a antiguos “represores” de la Cuba socialista, quienes posteriormente decidieron emigrar a los Estados Unidos.
Según el artículo, ese académico devenido en connotado contrarrevolucionario, cuando residía en La Habana perteneció a las Brigadas de Respuesta Rápida y antes de convertirse en “defensor” de los derechos humanos, tuvo una larga carrera dentro del gobierno socialista, primero como diplomático y después como funcionario del Departamento América, del Comité Central del Partido Comunista, dirigido por Manuel Piñero.
Al dejar ese cargo, y en su carrera hacia el dinero fácil, creó la Fundación Félix Varela, para promover una “sociedad civil” en Cuba, de acuerdo a los parámetros yanquis.
El pasado junio 2018, Blanco denunció a dos ex policías fidelistas, que ahora viven en Estados Unidos, con el objetivo de que esos supuestos “represores” fueran deportados hacia Cuba, por las autoridades migratorias.
Juan Antonio también se acogió a la Ley de Ajuste Cubano en 1997, convirtiéndose en “defensor de los derechos humanos y director de Cooperación Internacional de la organización Human Rights Internet”, lo que le permite contar con un jugoso salario.
Posteriormente, logró la plaza de subdirector visitante del Instituto de Investigaciones Cubanas (CRI) de la Universidad Internacional de la Florida y más tarde fue nombrado director ejecutivo del Centro de Iniciativas para América Latina y el Caribe en el Miami Dade College.
En el 2016 la Fundación Nacional Cubano Americana, lo contrató para el cargo de director ejecutivo de la Fundación de Derechos Humanos de Cuba, con el fin de “apoyar y empoderar” a la llamada sociedad civil cubana, para alcanzar la soñada transición hacia el capitalismo.
Desde ese cargo propició que 15 jóvenes cubanos fueran como becarios a estudiar en el Miami Dade College”, mediante un programa diseñado para formar futuros “líderes” comunitarios en Cuba.
Entre esos becarios estaban la hija y el hijo de Berta Soler, la sobrina de Guillermo Fariñas, la sobrina de Ángel Moya, esposo de Berta, Danilo Maldonado, alias El Sexto, y otros parientes de esos asalariados de los norteamericanos. Algunos se acogieron a la Ley de Ajuste y no retornaron a la Isla, violando el compromiso asumido antes de viajar. Otros fueron expulsados por bajo índice académico y conductas impropias.
El programa fue un fracaso total y suspendido ante la pérdida de dinero mal empleado, pues por cada joven cobraron 16 mil dólares, negocio redondo para aquellos que se hacen millonarios a costa de la Revolución cubana.
Coautor del libro “El asesinato de la reputación”, Juan Antonio ha iniciado una lucha para denunciar lo que él denomina “represores del gobierno cubano” que ahora viven en el sur de la Florida, pero no menciona a los asesinos, torturadores, terroristas y ladrones cubanos, que sirvieron al régimen del dictador Fulgencio Batista y posteriormente a la CIA en su guerra sucia contra Cuba y otros países latinoamericanos, como fue la Operación Cóndor, con los cuales convive en ese mismo estado.
Queriéndose congraciar con la mafia terrorista anticubana, no se atreve a denunciar a los esbirros que sumieron en sangre y dolor a Cuba, contra los cuales luchó su madre hasta la muerte.
A Juan Antonio Blanco Gil, las cosas no parecen salirle como las ideó para ganar más dinero, pues su pasado comunista, pleno de vínculos con el gobierno de Castro, lo hacen calificar para lo que él mismo diseñó contra sus coterráneos, poniendo ahora al escrutinio público sus antecedentes.
Nada que Roma paga a los traidores, pero al final los repudia y como dijo José Martí:
“A la ignominia la traición es guía”

Alemania financia desinformación sobre Cuba

El Gobierno Federal de Alemania financia desde hace tres años con el presupuesto nacional, un proyecto para influir en los medios de comunicación en Cuba. Como el secretario del gobierno, Dr. Marcus Ederer, ha declarado oficialmente el 25 de julio del 2017 (Drucksache 18/13202, pagina 4), el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania ha pagado desde 2015 un total de 60.000 euros para un taller de «TAZ-Panter-Stiftung» para jóvenes periodistas cubanos (1).

El secretario del gobierno respondió este día a una pregunta de la diputada Heike Hänsel por el partido «Die Linke» (La Izquierda) que el objetivo de este taller es «la intensificación de los intercambios culturales y educativos con Cuba». Ederer, quien desde 2002 hasta 2005 ha trabajado para el Servicio Federal de Inteligencia (2), tiene la función de uno de los viceministros de Asuntos Exteriores de la RFA. Pero el político, dijo, sin embargo, sólo la mitad de la verdad. En realidad, el Gobierno alemán se propone influir en forma sutil en el desarrollo de los medios de comunicación de Cuba y para inmiscuirse en sus asuntos internos. Solo cuatro meses antes de la declaración de Markus Ederer el gobierno lo ha reconocido abiertamente.

Según el informe número 20 del Gobierno Federal para el Trabajo Político Cultural en el Exterior con fecha 16 de marzo del 2017 (Drucksache 18/11550), en su inciso (C) bajo el título: «Abrir espacios para el trabajo político», en su página 14 dice: «El Ministerio de Relaciones Exteriores a través de la intensificación de las relaciones culturales contribuye a lograr una apertura progresiva en Cuba. En este sentido el desarrollo de proyectos ayuda a preparar el terreno: por ejemplo estan apoyando en conjunto con el Cuban-European Youth Academy de la Fundación Neueman la realización de exposiciones de artistas cubanos en Alemania. Un Workshop organizado por la Fundación Panter y financiado por nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores contribuye también a lograr una apertura en los medios de información, un sector estrictamente reglamentado en Cuba». El real objetivo del gobierno detrás del citado taller de periodismo para los jóvenes cubanos es, según este documento, «la progresiva apertura de Cuba» y en especial «la apertura del estrictamente reglamentado sector de información» en la isla socialista (3). Está claro que para lograr sus objetivos están utilizando al periódico TAZ y a su Fundación Panter.

Después de la salida del grupo para Cuba publicó el TAZ con fecha 4 de agosto del 2017 algunos artículos de los participantes del Workshop, quienes según el TAZ todos trabajan «para medios de comunicación cubanos». Pero en la misma edición el TAZ ha publicado un artículo por Maykel González Vivero, quien se presentó como corresponsal del «Diario de Cuba» en Santa Clara (4). Todo el mundo sabe que el «Diario de Cuba» no es ningun medio de comunicación cubano. Sino el portal Online «Diario de Cuba» fue fundada en Madrid en el año 2009 de un grupo contrarevolucionarios con el apoyo financiero de la «Fundación Nacional para la Democracia» (en inglés: NED) del gobierno de los Estados Unidos. El periodista estadounidense Tracey Eaton declaró el 27 de septiembre del 2016 en su Blog «Along the Malecón», que «Diario de Cuba» recibió sólo en el año 2015 un total de 283.869 dólares (241.000 euros) de la NED (5). ¿Por qué oculta el periodico TAZ esta información? – ¿Y por qué silencia este periodico que el mismo autor también colabora con el medio de comunicación estatal de EE.UU. «Martí Noticias», un arma propagandistica del gobierno de Estados Unidos contra la Revolución Cubana? (6) Al final, el Gobierno alemán ha pagado también por la formación de un autor, quien no se ha presentado como colaborador de los medios de comunicación cubano, sino como colaborador de unos medios de comunicación en los Estados Unidos y España, quienes intentan suprimir la Constitución de la República de Cuba.

(1):http://dipbt.bundestag.de/doc/btd/18/132/1813202.pdf

(2): El Servicio Federal de Inteligencia (en alemán: Bundesnachrichtendienst, abreviado BND) es la agencia de inteligencia extranjera del gobierno alemán.

(3): http://dipbt.bundestag.de/doc/btd/18/115/1811550.pdf

(4):https://www.taz.de/Archiv-Suche/!5437297&s=kuba&SuchRahmen=Print/

(5):http://alongthemalecon.blogspot.de/2016/09/neds-cuba-projects.html

(6):https://www.martinoticias.com/a/143972.html

(Tomado de Cubainformación)