EE.UU. retoma viejos planes para promover la subversión en Cuba(+Fotos)

La Habana, 24 ene (PL) Con el reciente anuncio de Estados Unidos de crear una fuerza de tarea para promover el libre flujo de información en Cuba, el país norteño retoma hoy viejos planes para alentar la subversión interna en la nación caribeña.
Así asegura Raúl Antonio Capote, exagente de los órganos de la Seguridad del Estado de la isla y quien, cumpliendo misiones de defensa de la Revolución cubana, trabajó para la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Tras la presentación en esta capital de un libro de su autoría titulado La guerra que se nos hace, Capote comentó a Prensa Latina que el anuncio constituye el regreso a una estrategia contra Cuba aplicada durante la administración de Barack Obama, pero cuyos inicios datan de mucho antes.

Es un tipo de agresión que utiliza vías más sutiles y enmascaradas, pero igualmente dañinas. Se trata a las claras de un enfrentamiento y una guerra cultural, dijo.

Según Capote, el llamado libre flujo de información es una constante dentro de lo que el Gobierno estadounidense trata de hacer creer al mundo sobre Cuba: que en la isla no hay libertad de expresión, la información no llega a todos y el uso de internet está prohibido. ‘Pero la realidad es muy diferente’, apuntó.

Durante la administración de Obama se habló de que las empresas estadounidenses de telecomunicaciones hicieran negocios con Cuba, no obstante, no se realizó ninguno, no hubo una sola propuesta seria en el sentido de ayudar a la isla a alcanzar una mayor capacidad para el acceso a internet, señaló.

Los proyectos presentados tuvieron siempre una visión hegemónica, la intención de apoderarse de un servicio y negar por completo el desarrollo de la tecnología en el país, agregó.

‘Tener un gran acceso a internet en Cuba, pero controlado por ellos y en función de sus intereses -los cuales apuntan contra la Revolución-, es un viejo proyecto de la CIA y el Gobierno norteamericano; eso fue una de las cosas en las que trabajé, subrayó el exagente.

De acuerdo con Capote, el asunto con internet es fundamental para Estados Unidos, pues allá conocen del incremento experimentado por la nación caribeña en cuanto al acceso, así como de las perspectivas de continuar incrementándolo sin depender de las grandes empresas norteamericanas.

‘Ellos son conscientes de tal realidad y, por tanto, le conceden gran importancia en estos momentos a convertir los escenarios digitales y virtuales en espacios de guerra contra la isla. De eso se trata lo que están anunciado ahora con total desparpajo: reconocen públicamente que van a emprender acciones para subvertir el orden interno en Cuba’, añadió.

Sin embargo -opinó Capote-, el anuncio puede ser interpretado también como una medida del apuro que tiene el Gobierno estadounidense para evitar una derrota en ese terreno.

Vividores y terroristas. La “familia” se reúne en Miami

 EL PINERO

 

Reina LuisaTamayo vuelve a posar con Posada. En la foto
( de izquierda a derecha Luis Conte Agüero, el terrorista Posada
Carriles y la Dama de Blanco Reina Luisa Tamayo.

 

A la izquierda de la foto, el asesino de Barbados  y la madre de
Orlando Zapata Tamayo, Dama de Blanco.
Micrófono en mano, el Congresista, varias veces acusado
de corrupción, David Rivera, junto a la Dama de Blanco
Reina Luisa Tamayo.


Por M. H. Lagarde
Tomado de Cambios en Cuba

Históricamente la llamada disidencia cubana y la delincuencia del patio han estado estrechamente relacionadas. La razón es bien sencilla. Los “opositores” cubanos no son para decirlo de algún modo, endémicos, sino algo exportado, puro invento del gobierno de Estados Unidos.


Desde el triunfo mismo de la Revolución cubana, sucesivas administraciones de Washington se han ocupado de crear dentro de la Isla una quinta columna que le sirva de vocero, sobre todo ante la opinión pública internacional, a los intereses imperiales en Cuba. Para lograr tal empeño se han gastado cientos de millones de dólares que, la mayoría de las veces, han servido de incentivo a vividores oportunistas, en muchas ocasiones, con probados antecedentes penales que nada tienen que ver con la política.
Nada soprendente resulta entonces que esa delincuencia cubana se encuentre entre sus iguales al asociarse con la mafia terrorista de Miami, como ilustran las imágenes de arriba, donde la madre de Orlando Zapata Tamayo, otro delincuente convertido en agente de una potencia extranjera por obra y gracia de las campañas mediáticas, aparece posando en las fotos junto al asesino de Barbados Posada Carriles durante un convite del llamado Partido Ortodoxo Cubano.

Esa mafia terrorista es la que funge muchas veces como “familiares” de los vividores y es a través de ella que el gobierno de EEUU. le hace llegar el dinero a los llamados “disidentes”, recuérdese el caso del cómplice de Posada, Santiago Álvarez quien proveía de dólares a las Damas de Blanco.

El papel del gobierno en todo esto, si bien durante décadas se mantuvo encubierto, ahora se hace cada vez más cínico. En las fotos de la reunión de la ortodoxia terrorista de Miami, junto a Posada y Reina Luisa Tamayo, aparece el congresista David Rivera, otro de los defensores reconocidos del Ben Laden de América.

La nota que acompaña a las fotos, publicada en el periodiquillo de Miami La Voz de la Calle, asegura: “El martirio de estos y otros muchos héroes (léase mercenarios) lo han reconocido el Presidente y la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, los senadores federales Marco Rubio, Robert Menéndez y Bill Nelson y los congresistas David Rivera, Mario Díaz Balart, Alvio Sire e Ileana Ros-Lehtinen, Presidenta de Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes”.

Como si fuera poco, hace solo unos días, a propósito de la muerte de otro preso común al que ahora los buitres del imperio pretenden convertir también en mártir, el presidente de Estados Unidos Barack Obama, declaró públicamente que su gobierno le seguirá enviando dinero de “ayuda” a los llamados “opositores” y sus familiares.

Read more: http://elpinero.blogspot.com/2012/01/vividores-y-terroristas-la-familia-se.html#ixzz553rWDjDa

Quien carezca de principios éticos y morales no podrá dirigir a los cubanos.

 

Posted by heraldocubano

Por Arthur González

Esos que se apodan “disidentes” y luchan entre ellos por alcanzar posiciones, con la ilusión de dirigir a los cubanos en el futuro cercano, jamás podrán aspirar a lograr un liderazgo en Cuba.

Los diplomáticos yanquis en La Habana que tuvieron el especial “privilegio” de conocerlos, escucharlos y verlos actuar, informaron al Departamento de Estado y a la CIA que:

“…Sin un verdadero milagro entre los líderes de la oposición, no es probable que el movimiento disidente tradicional pueda reemplazar al gobierno cubano… es improbable que desempeñen algún papel significativo en cualquier gobierno que asuma después de los Castro…vemos poca evidencia de que las organizaciones disidentes principales tengan mucho impacto en los cubanos de a pie… su impacto en la sociedad cubana es muy poco y no ofrecen una alternativa política al gobierno…más bien dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores…”

A pesar de esos criterios del personal diplomático que los conoció bien, en Washington algunos políticos continúan apostando por ellos y asignan presupuestos millonarios para alimentar a los que desde Miami llevan 58 años viviendo del fracasado cuento de “derrocar al régimen de Castro”.

Desesperados por encontrar figuras jóvenes entre la llamada “oposición”, crearon cursos en centros de Estados Unidos para la preparación de líderes. La primera acción fue en el 2009 con el lanzamiento de becas para jóvenes entre 16 y 18 años de edad.

Le siguieron otras como las otorgadas en el 2015 por la organización World Learning Inc., con sede en Washington, para un “Programa de Liderazgo de Verano”, y en el 2017 la convocatoria de la organización Líderes Sociales, con el propósito de promover el desarrollo profesional juvenil y fortalecer la sociedad civil cubana.

Ante tantos fracasos, apareció Rosa María Paya Acevedo, hija de Oswaldo Payá Sardiñas, muerto en un accidente automovilístico por la imprudencia del español Ángel Carromero, secretario general de Nuevas Generaciones del Partido Popular español, enviado a Cuba a repartirle dinero a la “disidencia” interna, cuando conducía a exceso de velocidad el auto en el que viajaban.

Carromero era un consuetudinario violador del código del tránsito en España, debido a su gusto por la velocidad, por lo cual le fue retirada su licencia de conducción.

Por el homicidio de Paya y su compañero Harold Cepero, fue juzgado y condenado a cuatro años de prisión por homicidio imprudente, ante la presencia del Embajador y el Cónsul General de España en Cuba, quienes reconocieron la limpieza del juicio y la veracidad de las pruebas presentadas, lo que fue ratificado por los periodistas extranjeros asistentes al acto jurídico.

La ausencia de ética de Rosa María y su madre Ofelia Acevedo, es tal que les vendieron a los yanquis sus principios y el amor familiar, a cambio de iniciar una campaña difamatoria contra el gobierno de Cuba, acusándolo de ser responsable de la muerte de ambos asalariados.

Como pago, recibieron un visado para Estados Unidos de “refugiadas políticas”, para ellas y dos hijos varones de Payá Sardiñas. Al arribar a Miami sus declaraciones fueron amplificadas por la prensa, con el respaldo de la mafia terrorista anticubana y en especial del Senador Marco Rubio.

A tal nivel cayeron ambas que se fotografían con el homicida español, lo besan y abrazan como un héroe, sin el menor escrúpulo, a sabiendas que es el único responsable de la pérdida del esposo y padre.

Por instrucciones recibidas en Miami, presentaron una acusación formal ante las cortes españolas, la que fue declarada sin lugar por falta de pruebas, al igual que la apelación. Tampoco el gobierno de Mariano Rajoy aceptó la versión fabricada en Estados Unidos, y no se dejó arrastrar al show mediático, corroborando las declaraciones de sus funcionarios diplomáticos que presenciaron el juicio en Cuba.

Pasados cinco años y queriendo darle un protagonismo inexistente a la joven Rosa María, con la quimérica pretensión de presentarla como una futura líder para los cubanos, costearon nuevamente su viaje a La Habana para conformar otra provocación en el aniversario de la muerte de Payá.

Para darle más sazón al tema, los senadores Dick Durbin, Bill Nelson, Jeff Merkley, Marco Rubio, Bob Menéndez y Ted Cruz, estos tres últimos de origen cubano, presentaron en el Senado una resolución en honor al legado de Payá, e instaron a que se aclarasen las circunstancias del suceso, con el objetivo de mantener el tema Cuba en discusión y evitar las propuestas de leyes para eliminar la prohibición de viajes a la Isla.

Rosa María siendo supuestamente una perseguida política, visita la Habana de forma permanente, sin confrontar dificultades para sus movimientos e incluso no ha sido encausada por las acusaciones falsas que reitera contra el Gobierno cubano, al responsabilizarlo de la muerte del padre, tal y como hizo recientemente en un comunicado, donde afirmó: “el accidente fue un atentado provocado por oficiales del régimen castrista”.

La “refugiada política” sabe perfectamente que está cometiendo un delito, tipificado en el código penal cubano, como denuncia o acusación falsa, sancionado con privación de libertad de tres a ocho años, algo que, de las autoridades proceder, le daría el pretexto anhelado para proclamarse como perseguida política.

Cuba tiene vasta experiencia en ese tipo de ardides yanquis, por tanto, Rosa María seguirá desgastándose con acusaciones que nunca podrá probar y con el denigrante papel de ganar dinero a costa de la muerte del padre.

En consecuencia, las aspiraciones que tienen de convertirla en una futura líder están condenadas al repudio del pueblo cubano y seguirá el mismo destino que sus tantos antecesores, pues como aseguran los diplomáticos norteamericanos en La Habana: “su impacto en la sociedad cubana es muy poco y no ofrecen una alternativa política al gobierno”.

Ante actitudes similares afirmó José Martí:

“Debe ser penoso inspirar desprecio a los hombres.”

Dios los Cria y el Diablo los junta

Le llaman exilio cubano ,pero es un bochorno y una burla , los que que aparecen en la fotografia dicen que son el exilio cubano ,pero vamos a identificarlos uno de ellos Angel de Fana Serrano , quien cumplio 20 años de prision en Cuba por actividades terroristas ,este persona junto con los tambien ex presos contrarevolucionarios y terroristas ya fallecidos Eusebio Peñalver Mazorra ,y Mario Chanes de Armas ,crearon en la ciudad de Miami un grupo terrorista nombrado Plantados hasta la Libertad y la Democracia ,muy vinculados en planes de atentados contra la vida del Comandante en Jefe Fidel Castros Ruz.
La señora que aparece es Cary Roque ,conocida contrarevolucionaria vinculada a actos terroristas y a planes de atentados contra la vida del Lider de la Revolucion Cubana ,cumplio varios años de prision en la isla.
Este no un exilio cubano , exilio genuino , puro y cubano fue el de Jose Marti y los patriotas que luchaban por la libertad de Cuba en medio de situaciones adversas. y el otro personaje es Jorge Luis Garcia Perez Antunez ,un mercenario de la peor especie que ha vendido su alma al diablo ,esta viviviendo del dinero del contribuyente nortamericano que recibe del gobierno de los Estados Unidos por su mercenarismo y quinta columna.
El exilio cubano que Angel de Fana Serrano y Cary Roque quieren mostar , es de los batistianos que en la madrugada del primero de enero de 1959 saliendo huyendo de Cuba para evadir las 20 000 muertes de la dictadura batistiana ,el robo ,los abusos y las canalladas que sufrio el pueblo cubano bajo la dictadura proimperialista de Fulgencio Batista.

Antunez, el bochorno del patriotismo cubano

Por Percy Alvarado Godoy . El servilismo lacayuno e inmoral del mercenario Jorge Luis García Pérez (Antúnez) se puso de manifiesto hoy cuando solicitó al presidente Trump que mantenga el criminal bloqueo contra Cuba, el cual ha causado permanentes y dañinas afectaciones a sus propios conciudadanos. En un remedo de documento en forma de carta se alinea a los postulados más infames dentro de la política anticubana convergiendo de esta forma con los elementos más reaccionarios de la mafia anticubana y el extremismo de los terroristas más connotados radicados en USA.
El desparpajo de justificar esta petición con el manipulado tema de los derechos humanos y la solicitud de liberación de aquellos provocadores que purgan sentencias por sus actividades subversivas, pone sobre el tapete que poco le interesan a este burdo personaje los derechos humanos a la vida de su propio pueblo.
“Antúnez”, devenido guatacón de turno de Trump, Marco Rubio y otros mafiosos anticubanos, ha colocado en un sucio inodoro cualquier asomo de pudor, dignidad y patriotismo que pudo haber tenido alguna vez.

¿Cuba es el peor lugar del mundo?

Posted by heraldocubano

Por Arthur González.

Más de medio siglo resistiendo actos terroristas organizados por Estados Unidos, unido a invasiones mercenarias, creación y financiamiento de una contrarrevolución interna, la guerra biológica, junto a complejas campañas de propaganda para desvirtuar la verdad, no han valido para destruir el proceso revolucionario de Cuba, ese que ellos tanto odian.

Cuba marcha desde hace 58 años por una senda diferente a la impuesta por Washington, decisión soberana de los cubanos que provocó la rabia de los que siempre desearon apoderarse de la mayor de las Antillas.

Para que los ciudadanos norteamericanos no comprueben como son engañados, la Casa Blanca les prohíbe viajar libremente a la Isla, a pesar de ser una violación de su Constitución.

Siguiendo los patrones de la guerra mediática, Estados Unidos insiste en difamar a Cuba, repitiendo historias fabricadas que no resisten el más mínimo análisis, como es el tema de las llamadas “detenciones arbitrarias”.

¿dónde estan las golpizas?

Lo que no dicen, es que Estados Unidos desde hace 58 años sufraga una contrarrevolución para intentar derrocar el socialismo, a la cual entrenan, orientan y le entregan medios para provocar desórdenes en la vía pública, actos que la policía estadounidense no permite y reprime con brutalidad.

Toda la maquinaria de prensa yanqui está dirigida a divulgar falacias y hacerle creer a sus ciudadanos que Cuba es el peor lugar mundo.

No hay país que permita alteraciones del orden público y las ejecutadas en Cuba por sus asalariados, buscan pretextos para llevar a cabos sus cruzadas mediáticas.

Las denominadas “detenciones arbitrarias”, son los trasladados a las estaciones de la policía de los comisores de los desórdenes, para levantar las actas, y terminado ese proceso legal son dejados en libertad.

Lo que no dicen es que ninguno es apaleado, ni se le rocía gases lacrimógenos, como sucede en otros países con los trabajadores que protestan ante los despidos, reclaman mejores servicios de salud y educación, o la igualdad de salarios de mujeres y hombres.

En Cuba los policías no portan armas largas, ni escudos, cascos, chalecos antibalas, ni se emplea carros con chorros de agua, como sucede en las represiones en Europa o de América Latina.

Siguiendo la línea trazada por Estados Unidos, la mercenaria Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, dirigida por Elizardo Sánchez, mensualmente envía hacia Estados Unidos un informe de supuestas “detenciones arbitrarias”, por lo cual recibe su pago en dólares.

El fin es conformar una falsa matriz de opinión contra el gobierno cubano, y asegurar que ocupa el primer lugar en toda Iberoamérica en arrestos de ese tipo.

Como rebaño de ovejas, un grupo de organizaciones creadas por Estados Unidos para tales fines, se suman a esas campañas. Sin embargo, gobiernos con una larga lista de verdaderas violaciones a los derechos humanos como México, no son sometidos a similares denuncias, a pesar que comenten hechos jamás vistos en la Cuba socialista.

¿Por qué motivos las mismas organizaciones que se suman al coro dirigido por los yanquis contra Cuba, no denuncian los 150 mil asesinados por la violencia en México y los más de 33 mil detenidos-desaparecidos, incluidos los 43 normalistas de Ayotzinapa?

¿Dónde están los reclamos de justicia y esclarecimiento del asesinato de activistas de derechos humanos, como el caso de la hondureña Berta Cáceres?

Berta jamás recibió un solo dólar de la NED, la USAID, Cuba Freedom Foundation, Freedom House, la Organización Demócrata Cristiana de América, el Observatorio de los Derechos Humanos, o de la Fundación Konrad Adenauer, las cuales financian los proyectos anticubanos.

Ninguna de esas organizaciones diseñadas para acusar a la Revolución cubana, dice una sola palabra de la violencia policía que existe en Estados Unidos contra los negros, los latinos y otras migraciones de Asia y el Medio Oriente.

Cuba no es perfecta pero su sistema socialista garantiza un servicio de salud totalmente gratuito para todos, incluidos los llamados “disidentes”, los cuales son atendidos por médicos especialistas, sin tener en cuenta su servicio a una potencia extranjera que intenta acabar con la obra de la Revolución.

Así mismo, es reconocida por la UNESCO por la excelente labor en el área de la educación que brinda de forma gratuita a todos los niveles, algo muy diferente a lo que exhiben países desarrollados, incluso Estados Unidos.

Tampoco esas organizaciones peleles del gobierno yanqui, rechazan la criminal y despiadada guerra económica que pretende matar por hambre y enfermedades al pueblo cubano, incluso los integrantes de la llamada “disidencia”, la defienden y piden a la Casa Blanca que la mantenga.

En la llamada era de Internet, no se puede engañar a mucha gente y las cruzadas mediáticas contra la Revolución cubana, construidas por las agencias especializadas yanquis, están desclasificadas y publicadas; por tanto, se sabe que son falsedades para confundir a los incautos.

Para comprobar cómo actúa Estados Unidos, basta leer un documento fechado el 04.05.1961, titulado “Cuba y el comunismo en el hemisferio”, publicado por el Departamento de Estado, en el Volumen X, Cuba 1961-1962, páginas 459-475, en el cual consta un conjunto de recomendaciones, siendo la numeral C. “Guerra Psicológica y de Propaganda”, el que dice textualmente:

“Tenemos que desarrollar una firme línea de propaganda contra Cuba y el comunismo, y proporcionar medios efectivos para expandir esta línea de acción”.

El anexo IV describe la explicación general, sugiriendo varios temas de propaganda, como la recomendación de una emisora radial de 24 horas diarias solo para Cuba.

Expresa además que:

“La decisión clave es la de comprometerse en actividades propagandísticas a gran escala y haciendo uso de los medios de propaganda, como la radio, la Liga de Partidos Democráticos, el Consejo Revolucionario Cubano, (asentado en Miami), todo lo que deberá ser sufragado con el presupuesto de la Agencia de Información de Estados Unidos (USIA) y la CIA”.

A pesar de todos sus planes subversivos Cuba sigue libre y como expresara José Martí:

“…el aire de la libertad tiene una enorme virtud que mata a las serpientes”.

 

Disidentes no, asalariados

 

Por Arthur González.

Para quienes aún se creen que en Cuba existen “disidentes”, las declaraciones realizadas en días pasados durante la discusión del Reporte Anual de la Fundación Nacional Cubano Americana, FNCA, resultan suficientes para entender que esos llamados “opositores” al gobierno cubano, son solamente asalariados que hacen y dicen lo que les ordenan, pues quien paga manda.

La FNCA fue creada en 1981 bajo la administración de Ronald Reagan, uno de sus propósitos fue aparentar que el conflicto entre Estados Unidos y Cuba no era tal, sino un problema de los cubanos, algo que la historia se encarga de desmentir, porque en la última reunión del Consejo de Seguridad Nacional de diciembre de 1958, el entonces director de la CIA, Allen Dulles, dijo con fuerza:

“…Hay que evitar la victoria de Castro…”, siendo apoyado por Dwight Eisenhower, a la sazón presidente de Estados Unidos.

Para no dejar dudas, el informe de balance anual divulgado el 22.05.2017 reconoce abiertamente que la FNCA gastó solo en el año 2016, 400 mil dólares en financiar a la denominada “disidencia cubana” a fin de llevar a cabo acciones provocativas, como las ejecutadas por las “Damas” de Blanco, los asalariados de la Unión Patriótica de Cuba en la región oriental de la Isla, y otros grupúsculos fabricados desde afuera que solo trabajan por dinero, no por ideología.

Las declaraciones de Karina Álvarez, directora de programa de la FNCA, son suficientes para conocer qué papel juega Miami en la dirección de los contrarrevolucionarios en Cuba, cuando sin vergüenza alguna afirmó:

“Apoyamos a 18 grupos de la sociedad civil, trabajamos en 14 provincias del país y como beneficiarios directos de nuestra labor se cuentan 500 personas mensualmente”.

El día que estados Unidos no remese dinero para esos llamados “disidentes” no podrán contar con nadie para llevar a cabo actos provocativos, ni habrá más “Damas” de Blanco, porque todos sin excepción actúan solo por cobrar los dólares que envían desde los EE.UU.

Hoy para preparar a los llamados “disidentes” se gastan cientos de miles de dólares en boletos de viaje, hospedaje, alimentación y salarios, pues las instrucciones se imparten en Miami y no en la misión diplomática de Estados Unidos en La Habana, como antes del 14.01.2014, cuando se implementó la nueva ley migratoria cubana.

Una idea precisa de que la contrarrevolución solo trabaja por el interés material, la ofreció la propia FNCA, cuando expusieron que enviaron a Cuba 15 computadoras, 59 celulares y 16 mil dólares en equipos electrónicos.

Para más detalles, el informe afirma que gastaron 245 mil dólares en financiar acciones provocativas dentro de Cuba; 60 mil dólares en dietas durante los viajes al exterior de varios contrarrevolucionarios; 46 mil en recargas telefónicas que significaron el pago de 54 mil minutos de conversación a través de la red móvil cubana, donde un minuto cuesta 0.35 centavos de dólar.

Sin tener en cuenta que con sus propias declaraciones demuestran el carácter mercenario de esos contrarrevolucionarios, expusieron a la prensa que también sufragaron el viaje a Estados Unidos del asalariado santiaguero José Daniel Ferrer, y las decenas de visitas a Miami de otros “disidentes”, con el objetivo de que hicieran denuncias a la prensa sobre inventadas violaciones de los derechos humanos, aspecto con el que tratan de conformar matrices de opinión contrarias a la Revolución cubana.

Otro de los grupúsculos mantenidos por la FNCA que también son receptores de sus dólares, son la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, el mini grupo jurídico Cubalex y la Asociación Sindical Independiente de Cuba, porque el plan trazado por la CIA con respaldo del Departamento de Estado, es potenciar grupos de la llamada sociedad civil mediante proyectos de todo tipo, que den la imagen de que nace una sociedad civil diferente, y para eso la FNCA dedicó 245 mil dólares asignados por el gobierno norteamericano.

El informe presentado reconoce que “buscan potenciar esa llamada sociedad civil y preparar nuevos empresarios que sean capaces de gestionar los recursos que se les faciliten, con transparencia y eficacia”.

Queriendo aparentar una separación con el gobierno yanqui, afirman que los fondos de la FNCA provienen de donaciones privadas y no del Gobierno estadounidense, como si nadie supiera que desde hace más de medio siglo Washington está empañado en destruir a la Revolución y para ello han malgastado miles de millones de dólares.

En su comunicado oficial del 17.12.2017 la Casa Blanca dijo:

“El congreso de EE.UU. financia la programación de la democracia en Cuba para proporcionar asistencia humanitaria, promocionar derechos humanos y libertades fundamentales y apoyar la libre circulación de información en lugares en donde está restringida y censurada”.

“Nuestras políticas en materia de viajes y remesas están ayudando a los cubanos, al brindarles nuevas fuentes de información, oportunidades de trabajar como autónomos y acceso a bienes de propiedad privada, además de fortalecer a la sociedad civil independiente”.

“Estas medidas servirán para fomentar aún más los contactos personales, respaldar con mayor fuerza a la sociedad civil en Cuba”.

“La administración continuará implementando programas de EE.UU. enfocados en promover el cambio positivo en Cuba…”

Esto prueba la total injerencia del gobierno de Estados Unidos en la política interna de Cuba.

Una situación similar de cualquier país hacia su sociedad, sería considerada como una declaración de guerra que no permitirían jamás bajo ningún concepto.

Es así como ellos evalúan el tema de los derechos humanos, con la arrogancia imperial que los caracteriza y por esas razones afirmó José Martí desde New York:

“…de esta tierra no espero nada para nosotros, más que males”.

Descubierta conspiración anticubana que involucra a terroristas, mercenarios y senadores chilenos

 

Por Percy Alvarado Godoy Una fuente de total credibilidad dio a conocer que el connotado terrorista radicado en Miami y liderzuelo de la Fundación Rescate Jurídico (FRJ), Santiago Álvarez Fernández Magriñá, orientó a la contrarrevolucionaria Martha Beatriz Roque Cabello –en forma secreta y malintencionada, en claro detrimento de otros proyectos enemigos para las venideras elecciones del Poder Popular del 2018– buscar respaldo entre los grupúsculos de mercenarios a favor de Cuba Decide, proyecto encabezado por Rosa María Payá, avalado por el senador Patricio Walker y sus asociados dentro del Senado de Chile, mediante el cual se “exige la realización de un plebiscito con impacto en el sistema político, económico y social de Cuba”. Según estos planes, se buscaría dar apoyo total a la reciente iniciativa injerencista promovida por el Senado del país austral.
Dos elementos interesantes existen alrededor de esta conspiración.
El primero es que FRJ está empleando fondos financieros y asesoría para patrocinar el proyecto preferido de los senadores chilenos, a la par que la consabida apoyatura mediática. De tal manera, solo quienes acepten priorizar a Cuba Decide serían beneficiarios de esos fondos, a saber originados por el Departamento de Estado y otras fuentes bastante conocidas como la NED, la USAID y otras tapaderas. Esto ha puesto furiosos y sorprendidos a varios contrarrevolucionarios que apuestan por otros proyectos alternativos, los que ven esta acción como un claro intento de desbancarlos de su protagonismo y, sobre todo, del dinero que tanto les motiva. A tal extremo ha llegado dicha reticencia, que solo el contrarrevolucionario Mario Félix Lleonart Barroso se ha prestado para difundir la iniciativa del senador Walker y la Payá dentro de las filas contrarrevolucionarias.
En segundo lugar, se sabe que el terrorista Santiago Álvarez contactó en Miami a otro criminal, Ángel de Fana –liderzuelo del grupúsculo “Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba” y recientemente “honrado” por el gobernador de La Florida con la Medalla de la Libertad– para que ordene a los grupúsculos que maneja dentro de Cuba a que se sometan a esta decisión, so pena de suspenderles los presupuestos financieros que les entregan regularmente para sus actividades subversivas.
Lo cierto es que la pretensión de apalancar a la Payá y su proyecto sobre los otros que desarrolla la contrarrevolución, además de burdo chantaje, es la apuesta por una personajillo cuyo recorrido actual por Chile ha desinflado, sin poder evitarlo, el impacto mediático que buscaban alcanzar. Es la obcecada intentona de apadrinar un fracaso anunciado.

Un terrorista dirige entrenamiento de jóvenes cubanos en Miami

Por Percy Alvarado Godoy. La Fundación Rescate Jurídico (FRJ), en apariencia una organización sin fines de lucro y que aboga por una sociedad civil democrática en Cuba, que funciona con donaciones recibidas de bolsillos cubanos libres, es en realidad un grupúsculo dirigido por un terrorista de larga data, Santiago Álvarez Fernández Magriñá, cuyos oscuros objetivos es promover acciones violentas dentro de la Isla.
FRJ se ha dedicado en estos últimos tiempos ha seleccionar aquellos candidatos dentro de la contrarrevolución proclives a provocar un supuesto “pacifismo activo”, a los que da entrenamiento en seminarios en la casa Bacardí del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami, en Coral Gables. Uno de ellos tuvo lugar en el 2016. El más actual se ha estado desarrollando en este mes de abril del 2017 bajo la denominación de “Encuentro Fraternal por la Democracia en Cuba” y en el que participan alrededor de 30 contrarrevolucionarios captados dentro de la Isla.
La flor y nata de los enemigos de Cuba como Pedro Roy, Ángel de Fana, Ángel Cuadra, Carlos Alberto Montaner y Rosa María Payá, participaron como ponentes en los seminarios, conferencias y clases magistrales.
Ha sido, sin lugar a dudas un foro de especulación sobre los destinos políticos de Cuba, aunque en su trasfondo ha servido para evaluar a cada uno de los integrantes de la contrarrevolución interna que participan en el mismo y sus potencialidades para asumir las tareas subversivas futuras dentro de nuestra Patria.
Dentro de los contrarrevolucionarios participantes se encuentran Egberto Escobedo Morales, Marta Sánchez Solís, Juan René Torres, César Iván Mendoza Regal, Freddy Junnier, Tania Echeverría Menéndez, Roberto Jiménez Gutiérrez Ramírez, Isabel María Marrero y Sissie Abascal Zamora, entre otros. En su mayoría son jóvenes que fungen como voceros de grupúsculos y auto titulados “periodistas independientes”
Es lamentable que estos jóvenes cubanos se vinculen a connotados terroristas para participar en actividades de entrenamiento para desarrollar actividades subversivas dentro de Cuba. No creo que su imprudencia o aparente inocencia les lleve a desconocer la catadura de estas personas que, como Santiago Álvarez, han estado involucrados directamente en actos terroristas contra su propio pueblo. Es todo una cuestión de conveniencia particular y de ansias de protagonismo y vida fácil. Participar en estos eventos les permite viajar, asegurarse fuentes de provecho financiero personal y buscar espacios de dudoso protagonismo.
Desconocer que Santiago Álvarez, promotor de estos eventos, sea un criminal, evidencia no solo ceguera política sino una detestable alianza que no les depara nada bueno o provechoso. Bastaría recordarles un breve historial de este sujeto que hoy los arenga a luchar “por la libertad de Cuba y que expongo en varios de mis artículos.
La vinculación de Santiago Álvarez Fernández-Magriñá con planes terroristas como la intención de volar el cabaret Tropicana en el 2001, intentos de introducir saboteadores en Cuba para propiciar acciones criminales durante la pasada visita a Cuba del Papa Benedicto XVI, así como en la Feria Internacional del Libro de la Habana, la reciente detención en mayo pasado de cuatro terroristas en Cuba, entre otros, así como su detención en noviembre del 2005 por posesión de considerables alijos de armas, presuponen que el uso del dinero de la venta del Santrina sea usado para financiar este tipo de acciones. Álvarez ha sido sospechoso de varios planes terroristas cuyos objetivos serían la colocación de una bomba contra la embajada de Venezuela en Guatemala, atentar contra la refinería de Alba Petróleos en El Salvador y realizar un ataque magnicida contra presidentes de Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Venezuela, en la Cumbre de la CELAC en Costa Rica.
En un artículo titulado “Santiago Álvarez y los otros protegidos del FBI en Miami” expongo este largo historial de quien ahora se erige como promotor de jóvenes disidentes dentro de Cuba.

El Directorio Democrático Cubano (DDC) ordena realizar sabotajes dentro de Cuba

Escrito por Percy Alvarado Glodoy . Una fuente creíble ha informado que varios directivos del DDC, grupúsculo contrarrevolucionario asentado en Miami, han enviado instrucciones secretas a varios de sus asalariados contrarrevolucionarios dentro de Cuba –a saber Ángel Moya Acosta, coordinador del llamado Movimiento Libertad democrática de Cuba, y a Jorge Luis García (Antúnez), cabecilla del llamado Frente de Resistencia Civil Orlando Zapata, entre otros– con vistas a radicalizar sus llamadas acciones “pacíficas” dentro de la Isla, bajo la consigna de “los cubanos nunca hemos tenido miedo”. Dentro de estas órdenes expresas están las de propiciar la paralización del transporte público mediante actos de sabotaje tales como ponchar las gomas de ómnibus dedicados a la transportación pública y colocar azúcar o arena en estos vehículos y en otros medios de trasporte estatal para inutilizarlos.
Asimismo, tales medidas se complementan con otras acciones como colocación de carteles y promover protestas tipo guarimbas en las calles y espacios públicos. La idea esencial sería vender a los medios internacionales la falsa imagen de una apreciable desobediencia civil y crisis de gobernabilidad dentro de la Isla, así como manipular como antipopular cualquier medida gubernamental.
La promoción de estas acciones subversivas –cada vez más violentas– está dirigida a tratar de incorporar a nuevos potenciales adeptos, a sembrar el caos y el descontento ciudadano y a propiciar una vía de utópico protagonismo alternativo ante las venideras elecciones del 2018.
DDC cuenta con un amplio historial de provocaciones contra Cuba, tanto desde el exterior como usando a la contrarrevolución interna. Estas acciones, por supuesto, están también dirigidas a obtener fuentes de financiamiento por parte de la administración Trump y otros enemigos tradicionales de la Revolución, en detrimento del papel rector de la FNCA como receptor y canalizador del dinero USA para la subversión en Cuba.