EE.UU. gasta millones en intentos de subversión en Cuba

“Disidente” cubana con mal de Alzheimer.

Por Arthur González.

Todo apunta a que la vetusta “disidente” cubana, Martha Beatriz Roque Cabello, está aquejada de Alzheimer, enfermedad que le hace olvidar sus históricas mentiras y engaños a sus patrocinadores yanquis.

Como si nadie conociera su embustes y show mediáticos ejecutados durante años, ahora intenta recuperar el protagonismo perdido, al enviar una carta a las embajadas de países de la Unión Europea acreditadas en La Habana, en la que expresa sus desvaríos acerca del proyecto de la Constitución de Cuba, que actualmente analiza y discute el pueblo cubano, en un proceso democrático sin igual en el mundo.

Al no poder acusar al Gobierno de ser antidemocrático, expone que la “política del Gobierno cubano sigue sin estar alineada a los acuerdos internacionales de los que es signatario. Lo que implica que no habrá una mejoría, a partir de la Ley, de las condiciones de vida y los derechos sociales del cubano”.

De la guerra económica, comercial y financiera impuesta por Estados Unidos, para matar de hambre al pueblo, no dice una sola palabra. Sin embargo, ataca a la Unión Europea por firmar el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación con Cuba, pues según ella, “no ha servido para establecer un futuro esperanzador para las nuevas generaciones” y le reprocha ese reconocimiento al Gobierno cubano porque “el proceso de ayuda a la democracia que se suponía se abriera a partir del mismo, con este proyecto de Ley Fundamental muestra su tendencia a la frustración”. 

Más de lo mismo para quien ha engañado a los yanquis desde 1989 cuando se hizo “disidente”, al comenzar el llamado “período especial” en Cuba, debido al derrumbe del socialismo europeo y perderse el 85 % del comercio exterior.

Martha al igual que otros, vieron en la carrera de “opositores” una forma fácil y rápida de obtener miles de dólares. 

¿Habrá olvidado que en el 2002 ejecutó un supuesto “ayuno”, para llamar la atención de la prensa extrajera y que las fotos de aquella “dieta” fueron posteriormente divulgadas?

El “ayuno” consistió en almuerzos con pavo con salsa de champiñones, jugos de frutas naturales y yogurt pro biótico, entre otras exquisiteces.

Así engañó a los diplomáticos norteamericanos que la visitaron en su casa para comprobar su estado de salud.

Nadie puede explicar cómo esa “opositora”, todavía tiene ganas de hacer cartas a otros gobiernos, con la acumulación de mentiras que posee.

¿No recordará que el 20 de mayo del 2005, inventó un supuesto Congreso, para el cual recibió miles de dólares desde Miami y que la TV cubana divulgó imágenes en vivo de ella, haciendo numerosas compras para su uso personal?

Pero el más espectacular de sus reality show, sin dudas la “Huelga del Aguacate”, donde la TV cubana volvió a demostrar sus mentiras, al proyectar imágenes de un vecino pasándole frutas y vegetales por una ventana, para sostener su “huelga de hambre”.

Una diplomática norteamericana que acudió a darle apoyo, y quizás despedirse de ella ante la posibilidad de su muerte, hizo el ridículo al comprobar que fue engañada por la tramposa “disidente”. Lo mismo le sucedió a la bloguera Yoani Sánchez, quien visitó a la actriz en su “lecho de muerte”.

Martha Beatriz ha ideado todo tipo de actos para llamar la atención y conseguir un nuevo apoyo financiero de los yanquis, pero fue demasiado lejos en sus farsas y perdió la credibilidad de sus padrinos.

Intentando no ser olvidada ha hecho de todo, desde oponerse a la política de Barack Obama, apoyar la guerra económica, no aceptar la libertad de viajes de estadounidenses a Cuba, exponer su desacuerdo a los acuerdos firmados por la Unión Europea con Cuba, hasta inventar supuestas golpizas de sus vecinos. Pero nada le ha dado resultados.

Ahora más vieja y con evidentes fallos mentales, busca dinero desesperadamente, pero su cuarto de hora se acabó.

Aquellos años en que disfrutaba de fama y aplausos del Gobierno estadounidense y de los jefes de la entonces Sección de Intereses, cuando integró el llamado “Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna” y firmó el documento “La Patria es de Todos”, muy aplaudido en el Congreso por Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Díaz-Balart, se terminaron.

Ya no es invitada a recepciones, cocteles y cenas en residencias diplomáticas, perdió todo el esplendor que como “disidente” vivió con los yanquis, y con ello también los cientos de miles de dólares que recibía anualmente, porque como afirmó José Martí:

“Las agonías de la fortuna intrigante son de más náuseas y de fin más cruento”

José Daniel Ferrer y el sistema jurídico-penal cubano..

Por: Jennifer Blanco

Aunque no fue de mucho  revuelo en las redes sociales en el día de ayer por  la liberación de José Daniel Ferrer. Me gustaría hablar al respecto con todos mis amigos de la red y hacer algunos análisis.

Quedó demostrado con su salida en primer lugar, la justeza de nuestro sistema jurídico-penal ya que a Ferrer García después de analizar toda la información que se tenía con respecto a su caso, se determinó aplicarle un cambio en la medida y  la tipificación de su delito, ya no se le va a procesar por asesinato en grado de tentativa sino por atentado,  por lo que a raíz de esto se tomó la decisión de  ponerlo en libertad inmediatamente.jd

Creo que la fiscalía no tuvo en cuenta el hecho de que José Daniel  era opositor y se le trató como a cualquier ciudadano cubano que cometiera un delito. Hechos como estos demuestran la transparencia de nuestro sistema, su justeza y claridad.

 

 Yo no soy abogada ni conozco las especificidades de leyes  pero creo que cualquier persona puede llegar a esta misma conclusión, la respuesta a su excarcelación no es que la campaña mediática utilizada por ellos surtió efecto, no se dejen engañar amigos, porque si fuera de interés de nuestro gobierno tener a José Daniel en prisión ya  lo estaría. La respuesta está ahí en la justeza.

Otra cosa Ferrer perdió y mucho con lo ocurrido por mencionar algunas cosas  les diré: perdió poder en la UNPACU  ya que Carlos Amel se realzó como figura representativa dentro de la organización, perdió credibilidad ya que muchas de las publicaciones realizadas se pudo constatar que eran mentira y si continuara hablando amigos no tendría cuando acabar.

Entonces lectores podemos decir ¿que el gobierno cubano no es justo, ni democrático? Creo que ejemplos como el de José Daniel Ferrer demuestran cuan transparentes es  nuestro sistema jurídico-penal.

Opositores cubanos, un fraude made in USA.

 

Por Arthur González.

¿A quién se le puede dar más credibilidad, a una llamada “oposición” fabricada, entrenada y financiada por el Gobierno de Estados Unidos para deformar la realidad de Cuba, o al pueblo cubano que lleva 60 años de victorias, a pesar de soportar la guerra económica, financiera y mediática más larga y cruel de la historia moderna?

No hay lugar a dudas, la verdad se abre sola su camino y esa llamada “oposición” solo ha tenido fracasos por ser falsa y sin apoyo popular. Nunca ha podido sumar a la juventud cubana y cada vez es más minimalista porque el dinero procedente de Washington ha disminuido notablemente.

La realidad se impone.

¿Dónde se reúne esa llamada “oposición”? En Miami, por supuesto, ciudad en la que cuentan con el respaldo mediático de la prensa oficialista, incluida las televisoras que viven de inventar historias macabras contra Cuba, y lugar propicio para engañar a los antiguos testaferros de la tiranía de Fulgencio Batista y algunos burgueses que abandonaron sus propiedades en la Isla, quienes aún sueñan en que la Revolución de Fidel Castro no resistirá las medidas tomadas por Estados Unidos.

Ahora ante la aplastante realidad de la discusión popular del Proyecto de la nueva Constitución de Cuba, demostrándole al mundo lo que es realmente una democracia participativa, comienzan los alaridos de los que nunca han podido derrocar el socialismo.

No hay ejemplos similares en el mundo de la discusión de una reforma constitucional a nivel de cada barrio, centros de trabajos, universidades y granjas agrícolas, lo que deja sin argumentos a esos asalariados que acusan a la Revolución de “totalitaria y anti democrática”. En Estados Unidos ni soñando hacen algo similar.

Para intentar idílicamente manchar la imagen de Cuba, emplean palabras preconcebidas y huecas como “fraude”, “trampa”, “ilegítimo” para calificar el proceso de consultas populares, algo que en la mayoría de los países del “mundo libre” nunca se ha ejecutado, porque las leyes las aprueban un grupo de personas sin tener en cuenta los criterios del pueblo.

¿Acaso Donald Trump analizó con los ciudadanos su proyecto de culminar la construcción del muro en la frontera con México? ¿O su decisión de separar a los niños de sus padres en la frontera y enviarlos sin acompañantes a centros de reclusión?

Cuba es soberana y siempre consulta con el pueblo las medidas trascendentales de sus asuntos principales.

En vez de berrear ante la discusión del proyecto constitucional cubano, algunos cubanos residentes en EE.UU., deberían preocuparse por los graves problemas que subsisten en esa sociedad, como el racismo, la explotación de los trabajadores que cobran salarios miserables por ser latinos, la discriminación de la mujer, los gastos para hacer guerras imperiales innecesarias y armamentos sofisticados, en vez de aprobar un sistema de salud gratuito como el que tiene la Cuba socialista, la venta de armas sin límites, o denunciar los abusos sexuales que comenten sacerdotes y obispos norteamericanos con niños.

El proyecto del texto constitucional abarca a toda la sociedad cubana y por ser aun perfectible, se le consultará al pueblo para que cada cual exprese abiertamente sus ideas, pero siempre se mantendrá el sistema socialista que acabó con el pasado oprobioso en que hundieron la república, los que salieron huyendo a refugiarse donde gobiernan los verdaderos responsables de las desigualdades sociales, económicas, de raza y sexo, del hambre, la miseria, el analfabetismo y la explotación de obreros y campesinos.

Ante una realidad aplastante, un puñado de asalariados desde Miami forman su acostumbrada alharaca, entre ellos Rosa María Paya, la que cambió sus sentimientos por una visa de refugiada política y vive a costa de la muerte del padre fallecido en un accidente de tránsito, el infecundo proyecto Estado de Sats, creado por la CIA en el 2007 sin logro alguno ni seguidores, o el inmoral  Orlando Pardo Lazo, quien sin valores patrióticos se masturbó encima de la bandera cubana y se dice comparte el lecho con Rosa María.

Esa es la fauna que aspira a gobernar la Isla, por eso llevan 60 años lloriqueando y difamando a la Revolución, y junto a la CIA le exigen al Gobierno yanqui mantener la guerra económica, con la frustrada aspiración de que el pueblo se lance a las calles.

Esos “amantes de la libertad” son los mismos que impiden los viajes de los norteamericanos y se oponen a la entrada de cruceros a Cuba, por el simple hecho de que mientras más personas comprueben sus mentiras sobre la Revolución, menos apoyo tendrán las acciones que el Congreso de ese país adopta contra el pueblo cubano.

Quienes ahora califican de “fraude” el proceso consultivo del Proyecto de la nueva Constitución, no alzaron sus voces para exigir un plebiscito para obtener la opinión del pueblo cubano, cuando en Washington se aprobaron la Ley Torricelli, la execrable Ley Helms- Burton, ni el conocido Plan Bush aprobado en 2004.

El colapso del sistema socialista europeo y la desintegración de la URSS, hicieron delirar a esa mafia terrorista radicada en Miami, de que la Revolución cubana se vendría abajo cual ficha de dominó, como vaticinó Brian Latel, oficial de la Inteligencia Nacional de la CIA en América Latina.

Cuba sobrevivió gracias a la unidad de su pueblo junto a Fidel Castro y apoyó a su Revolución, algo que esa lacra, que se auto proclaman “opositores”, no debe olvidar.

La nueva etapa que vive la Cuba de hoy, tampoco permitirá que su sistema regrese al pasado. Podrán gritar, amenazar y pataletear, que el pueblo cubano sabe lo que desea, porque la Revolución lo enseñó a pensar, lo educó académica y políticamente para que no volviera a ser engañado con ilusorias promesas de agua, camino y escuelas, como ofrecían los politiqueros que en 1959 se fugaron a Miami.

Allá ellos que se cocinan en su salsa agria, en Cuba el pueblo fortalece su proceso para hacerlo cada vez más democrático y participativo, algo que Estados Unidos no hace, ni tampoco reforma su vieja constitución para adecuarla a los tiempos, por temor a reclamos populares que no se atrevería a cumplir.

Sabias palabras de José Martí cuando dijo:

“Con los ejemplos sucede que es más fácil censurarlos, que seguirlo”

Los que se cambiaron de chaqueta en Miami.

Por Arthur González.
Ser opositor al socialismo cubano es un negocio jugoso en Miami, algo que ha transformado en millonarios a no pocos.
Recientemente un artículo publicado en el libelo Nuevo Herald, expone a uno de esos personajillos que se cambiaron de casaca, para hacer de su “oposición” a la Revolución cubana un jugoso medio de vida, su nombre: Juan Antonio Blanco Gil, quien desde hace unos años funge como director de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, en Miami.
Hijo de Elena Gil, miembro del Partido Socialista Popular antes de 1959, trabajadora de la Cuban Telephon Company, y estrecha colaboradora de Fidel Castro, Juan Antonio Blanco anunció recientemente su campaña para denunciar y deportar a antiguos “represores” de la Cuba socialista, quienes posteriormente decidieron emigrar a los Estados Unidos.
Según el artículo, ese académico devenido en connotado contrarrevolucionario, cuando residía en La Habana perteneció a las Brigadas de Respuesta Rápida y antes de convertirse en “defensor” de los derechos humanos, tuvo una larga carrera dentro del gobierno socialista, primero como diplomático y después como funcionario del Departamento América, del Comité Central del Partido Comunista, dirigido por Manuel Piñero.
Al dejar ese cargo, y en su carrera hacia el dinero fácil, creó la Fundación Félix Varela, para promover una “sociedad civil” en Cuba, de acuerdo a los parámetros yanquis.
El pasado junio 2018, Blanco denunció a dos ex policías fidelistas, que ahora viven en Estados Unidos, con el objetivo de que esos supuestos “represores” fueran deportados hacia Cuba, por las autoridades migratorias.
Juan Antonio también se acogió a la Ley de Ajuste Cubano en 1997, convirtiéndose en “defensor de los derechos humanos y director de Cooperación Internacional de la organización Human Rights Internet”, lo que le permite contar con un jugoso salario.
Posteriormente, logró la plaza de subdirector visitante del Instituto de Investigaciones Cubanas (CRI) de la Universidad Internacional de la Florida y más tarde fue nombrado director ejecutivo del Centro de Iniciativas para América Latina y el Caribe en el Miami Dade College.
En el 2016 la Fundación Nacional Cubano Americana, lo contrató para el cargo de director ejecutivo de la Fundación de Derechos Humanos de Cuba, con el fin de “apoyar y empoderar” a la llamada sociedad civil cubana, para alcanzar la soñada transición hacia el capitalismo.
Desde ese cargo propició que 15 jóvenes cubanos fueran como becarios a estudiar en el Miami Dade College”, mediante un programa diseñado para formar futuros “líderes” comunitarios en Cuba.
Entre esos becarios estaban la hija y el hijo de Berta Soler, la sobrina de Guillermo Fariñas, la sobrina de Ángel Moya, esposo de Berta, Danilo Maldonado, alias El Sexto, y otros parientes de esos asalariados de los norteamericanos. Algunos se acogieron a la Ley de Ajuste y no retornaron a la Isla, violando el compromiso asumido antes de viajar. Otros fueron expulsados por bajo índice académico y conductas impropias.
El programa fue un fracaso total y suspendido ante la pérdida de dinero mal empleado, pues por cada joven cobraron 16 mil dólares, negocio redondo para aquellos que se hacen millonarios a costa de la Revolución cubana.
Coautor del libro “El asesinato de la reputación”, Juan Antonio ha iniciado una lucha para denunciar lo que él denomina “represores del gobierno cubano” que ahora viven en el sur de la Florida, pero no menciona a los asesinos, torturadores, terroristas y ladrones cubanos, que sirvieron al régimen del dictador Fulgencio Batista y posteriormente a la CIA en su guerra sucia contra Cuba y otros países latinoamericanos, como fue la Operación Cóndor, con los cuales convive en ese mismo estado.
Queriéndose congraciar con la mafia terrorista anticubana, no se atreve a denunciar a los esbirros que sumieron en sangre y dolor a Cuba, contra los cuales luchó su madre hasta la muerte.
A Juan Antonio Blanco Gil, las cosas no parecen salirle como las ideó para ganar más dinero, pues su pasado comunista, pleno de vínculos con el gobierno de Castro, lo hacen calificar para lo que él mismo diseñó contra sus coterráneos, poniendo ahora al escrutinio público sus antecedentes.
Nada que Roma paga a los traidores, pero al final los repudia y como dijo José Martí:
“A la ignominia la traición es guía”

OTRO HILO MÁS PARA TEJER CONTRA CUBA Y SU REVOLUCIÓN: ARIEL RUIZ URQUIOLA

Manuel Moya
He leído varios artículos y comentarios sobre el caso del biólogo Ariel Ruiz Urquiola, de agencias, despachos, sitios y páginas que sólo arremeten contra Cuba y su Estado revolucionario, #FreeAriel; y no dudo de la campaña mediática que se ha construido contra mi país, contra mi Gobierno, contra nuestras autoridades.
Continua igual esta campaña, luego de su recién otorgamiento de licencia extrapenal por no estar en condiciones de salud para cumplir una sanción con régimen interno. Sufre de un Síndrome Afectivo Ansioso Depresivo (Un amigo médico me envió una constancia). Entre un sin número  de hechos de justicia que ha practicado el Gobierno cubano, uno de ellos y refrendado en el Código Penal cubano.
Estos medios y sitios solo hablan de violaciones de derechos humanos y no destacan ninguno de los tantos ejemplos de justicia con los que cuenta nuestra Revolución.
Que es un desacato:
SECCION TERCERA : Desacato
ARTICULO 144.1.- El que amenace, calumnie, difame, insulte, injurie o de cualquier modo ultraje u ofenda, de palabra o por escrito, en su dignidad o decoro a una autoridad, funcionario público, o a sus agentes o auxiliares, en ejercicio de sus funciones o en ocasión o con motivo de ellas, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas.
2. Si el hecho previsto en el apartado anterior se realiza respecto al Presidente del Consejo de Estado, al Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, a los miembros del Consejo de Estado o del Consejo de Ministros o a los Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, la sanción es de privación de libertad de uno a tres años https://www.gacetaoficial.gob.cu/html/codigo_penal.html#A7
Quienes vieron el video que filmaron en el momento de la detención, –promovido por el propio Ariel-,  sin ser jurista, puede interpretar que realmente hay un desacato. Ariel insultó e injurió. Para mi es una farsa su inconformidad con la sanción y el régimen penitenciario y su decisión de rechazar los alimentos y disponerse en huelga de hambre. Pero el Tribunal Supremo de Justicia si aún no ha decidido, es la entidad encargada de decir la última palabra.
Por qué se detuvo a Ariel:
Taló Palmas, lo cual es un delito, y otras irregularidades en su terreno de Viñales, adquirido en calidad de usufructo.
¿Por qué los medios de comunicación poderosos y los sitios que sirven a la contrarrevolución, no entrevistan a las personas que conocen realmente las violaciones que cometió Ariel? Igual campesinos de la zona que eran molestados por Ariel y otras cosas más, entre ellas el calificativo de biólogo depravado. (Amigos míos de Viñales me han comentado)
No lo harán.
Este ha tenido además, la desvergüenza de decir y no cansarse de repetir en cualquier tribuna donde aparece, que su hermana no ha sido atendida debidamente por su enfermedad. Otra arista más para explotar en la campaña que se teje contra Cuba con el caso creado por el propio Ruiz Urquiola.
Y vuelvo a preguntar, por qué los medios poderosos y los sitios que sirven a la contrarrevolución no se interesan, y de dónde sacan tantas mentiras y falsedades, saquen la verdadera historia clínica y constancia de los procedimientos empleados en la atención a Omara Ruiz Urquiola.
No lo harán. No les conviene sacar este hilo de la aguja. Este tejido es otro mas que va contra Cuba y su Revolución.
Blog Rastros de Mentiras

Estados Unidos preocupado por presos en #Cuba.

El 26 de junio 2018, el Departamento de Estado emitió un comunicado “preocupado” por dos cubanos detenidos, e instó a las autoridades de la Isla a ponerlos en libertad, porque Amnistía Internacional, su ONG preferida y apoyada financieramente, los declaró “prisioneros de conciencia”, algo que jamás hizo con el puertorriqueño Oscar López, preso por 36 años en cárceles norteamericanas solo por tener ideas independentistas.
El actual comunicado y las declaraciones de Heather Nauert, vocera de ese Departamento, hizo recordar una solicitud similar de hace pocos años, efectuada por Roberta Jacobson, cuando era subsecretaria para el hemisferio occidental, para que Cuba pusiera en libertad a Sonia Garro, detenida y acusada por intento de homicidio junto a su esposo, por haber lanzado cocteles Molotov y tubos de pantalla de viejos televisores, contra oficiales de la policía, a la que calificó como “pacífica disidente”.
Cuando diplomáticos yanquis y oficiales de la CIA destacados en su embajada en La Habana, comprobaron que ambos eran puros delincuentes, se acabó de inmediato la reclamación, más nunca hablaron de ella y pasó al olvido como muchos de esos mal calificados “opositores”.
La más reciente rabieta del Departamento de Estado es a favor de Eduardo Cardet y Ariel Ruiz Urquiola, a quienes declaran como “opositores pacíficos”, detenidos de forma “arbitraria”.
Sin embargo, el Departamento de Estado no se pronuncia con esa “profunda preocupación”, por los mapuches detenidos en Chile, ni por los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en Ayotzinapa hace casi dos años, como tampoco emitió comunicados por el vil asesinato de la guatemalteca Claudia Patricia Gómez González, de 20 años de edad, cuando intentaba, el pasado sábado 23 de mayo de 2018, emigrar a los Estados Unidos para obtener trabajo y poder ayudar a su familia. La joven fue asesinada por un oficial de la patrulla fronteriza.
Tampoco Mike Pompeo hace declaraciones de condena al presidente Donald Trump, por aplicar métodos nazistas al separar a padres e hijos menores de ciudadanos latinoamericanos que ingresan en su territorio, algo que el inmaduro Presidente copió de los alemanes, que hacían lo mismo con los judíos.
Cardet, médico de profesión, es sostenido financieramente desde Estados Unidos, y recibe orientaciones para ejecutar acciones provocativas en un idílico intento por copiar las revueltas callejeras ejecutadas en Venezuela y Nicaragua.
Silencio total hace el Departamento de Estado respecto a la muerte a tiros disparados por oficiales del ejército israelí, sobre la médica voluntaria de 21 años, Razan al-Najar, mientras corría hacia la cerca fronteriza, al este de la ciudad de Khan Younis, en el sur de Gaza, para socorrer a un herido palestino víctima de las masacres que lleva a cabo el gobierno de Israel.
Ante esos asesinatos, Estados Unidos debería estar profundamente preocupado y exhortar a los aliados y a los oficiales de su guardia fronteriza con México, para que cesen las represalias y abusos contra indefensos emigrantes, los ciudadanos palestinos y sobre el personal civil que atiende a los enfermos y heridos causados por las balas de sus aliados.
En vez de continuar con sus campañas de mentiras fabricadas contra Cuba, el gobierno de Estados Unidos tiene que mirar hacia su propio pueblo y buscar soluciones definitivas para acabar con la pobreza que crece por días, y la falta de un sistema de salud que cubra las necesidades de su población, la que se ve obligada a gastar cientos de dólares para pagar costosos seguros médicos que no asumen todos los tratamientos, como los del cáncer, otras patologías y operaciones complejas.
Un estudio realizado por el Institute for Policy Studies, conjuntamente con el Kairos Center, publicado el 29 de abril de 2018, reporta la realidad en que viven más de 40,6 millones de estadounidenses, fundamentalmente en los estados del sur, considerados por debajo de la línea de la pobreza. Según el indicador establecido por el gobierno yanqui, esas personas no tienen ingresos suficientes para satisfacer todas sus necesidades, especialmente las alimentarias.
El gobierno de Estados Unidos antes de acusar a Cuba tiene que resolver esa pobreza, principalmente en 25 estados sureños, donde existen leyes que prohíben aumentar el salario mínimo de 7,25 la hora, con el cual no se puede tener un seguro médico, alimentar a la familia, vestirla, calzarla, asumir el costo del alquiler de un simple apartamento de dos cuartos, más la electricidad.
Para Cuba también es una gran preocupación que la población de Estados Unidos no disponga de un sistema de salud al alcance de todos, con el que se evitarían miles de muertes especialmente de niños y ancianos.
Estados Unidos tiene que dejar de fabricar y financiar “disidentes” y cruzadas propagandísticas, al carecer de moral para acusar a Cuba, la cual es reconocida por organismos de Naciones Unidas, como un paradigma de atención y cuidado de su población.
Por eso decía José Martí:
“Con los ejemplos sucede que es más fácil censurarlos, que seguirlos”
Por Arthur González.

EE UU planea distribuir miles de radios de onda corta para difundir mensaje subversivo contra Cuba.

Una nueva provocación se gesta por parte del gobierno norteamericano contra Cuba al darse a conocer hoy a través de un programa de Radio Martí, en el que intervinieron dos miembros de su staff,  Tomás Cardoso y Omar López Montenegro, que la Oficina de Transmisiones a Cuba, hará entrega de radios portátiles de onda corta a todos aquellos ciudadanos cubanos que los soliciten mediante correo electrónico y a través de las redes sociales. La finalidad es fortalecer la violación de nuestro espacio radioeléctrico y aumentar el número de usuarios potenciales para recibir su discurso subversivo. Este nuevo  radio de pequeñas dimensiones  cuenta con una banda para onda corta, conexión para teléfonos y puede cargar un teléfono celular a medida que se va usando el radio, tiene al igual un puerto USB. El mismo dispone también de un panel solar que le permite cargarse por la energía del sol, tiene un dinamo, se le da vuelta a una manigueta y el radio se carga, no necesita baterías.

No es la primera vez que Estados Unidos se involucra en la aventura de introducir en Cuba, incluso usando la valija diplomática de la antigua SINA, miles de receptores de radio portátiles de onda corta para repartir en la población. Baste tan solo recordar que una auditoría interna al Programa Cuba de la USAID, realizada en septiembre de 2007, revelaba que desde 1996, había concedido subvenciones por 64 millones de dólares a unas 30 entidades contratistas. Asimismo en el 2008 la USAID se jactó de introducir en la Isla 10 mil radiorreceptores de onda corta. Muchos mercenarios han recibido radiorreceptores portátiles, marca TECSU, de tecnología asiática por parte de sus financistas del Norte.

Este nuevo intento demuestra el aumento de la hostilidad existente por parte de la actual administración norteamericana en su política hacia Cuba. Por nuestra parte seguiremos defendiendo la soberanía de nuestro espacio radio eléctrico y adoptando las medidas necesarias para neutralizar esta nueva provocación.

Publicado por Percy Francisco Alvaro Godoy.

Radio Martí, la casa del cotorreo y del engaño

Hoy quiero complacer algunas solicitudes de mis lectores, para dedicar un poco de mi tiempo sobre la mal llamada Radio Martí, devenida no solo en una de las principales difusoras de las mentiras contra Cuba, en esa emfermiza guerra ideológica que libra Estados Unidos contra esta nación, sino convertida en vocero oficial de la contrarrevolución interna dentro de la Isla.
Radio Martí cuenta con un staff de papagayos cuyo único propósito es transmitir los infundios más descabellados, generados por los ambiciosos mercenarios al servicio del Imperio, a quienes no les importa decir cualquier sandez, fabricar cualquier falacia, con el único propósito de obtener renombre y un poco de dinero sucio para sus bolsillos. Así, por citar un  ejemplo, la emisora transmitió la bufonada de Guillermo Fariñas, en el día de ayer, sobre un supuesto plan “para asesinarlo”.
Muchas veces Cuba ha puesto en ridículo a Radio Martí, pero ni sus periodistas, ni sus patrocinadores, aprenden la lección. Recuerdo todavía el programa de Las Razones de Cuba, en que Carlos Serpa Maceira, en realidad el agente Emilio, les hizo hacer un tremendo papelón cuando se comprobó que toda la información sobre supuestas agresiones a las Damas de Blanco eran, en realidad, globos inflados, mentiras fabricadas y, sobre todo, un engaño debidamente premeditado para poner en evidencia su rol manipulador y su debilidad por no comprobar la veracidad de la noticia emanada de sus fuentes, lo que hizo poner en duda su credibilidad. Sin lugar a dudas, a falta de pruebas, todo lo que se diga contra Cuba les conviene y lo demás no importa.

Otro sonado papelón del centro del cotorreo mediático en que se ha convertido Radio Martí, estuvo relacionado con el mercenario de oficio y redomado mentiroso, Elizardo Sánchez Santacruz. Aún recordamos que fue Radio Martí, junto a El Nuevo Herald, la primera en difundir una abultada lista de más de 2 221 presos en Cuba, los que realmente eran personas seleccionadas al dedillo por el impostor y que nada tenían que ver con nuestra Patria, ni purgababan condena alguna en prisión cubana. De esta forma los famosos presos de Elizardo eran, entre los mencionados, un grupo de futbolistas y voleibolistas foráneos, profesores universitarios de otras nacionalidades, así como  ilustres figuras del arte universal, cuyo desempeño vivencial y artístico tuvo lugar en los siglos XVIII y XIX, entre los que se destacaron los nombres del  ilustre pintor español Antonio Palomino y de Castro (1655-1726), Dionisio Alcalá  Galiano (1760-1805), científico y brigadier de la Real Armada española;  Ángel Ferrant Bustamante, escultor español de la primera mitad del siglo XX; estos tres  detenidos por las “hordas de Castro” el día 27 de abril del 2011.
También Elizardo embaucó a Radio Martí al colocar en su inventada lista a Raúl Barthelemy Carrero, Marisol Fernández, Ernesto García,  Guillermo Mora, todos supuestamente detenidos el día 23 de febrero del año pasado en Manatí, provincia Las Tunas, y que eran ajenas a Cuba, pues ni vivían en la Isla, ni eran ciudadanos de este país. Otra de sus invenciones sobre inventada represión involucró, el pasado 13 de abril de 2011,  a Boris Iván Pérez, Carlos Alberto Garrido, Sebastián Ignacio Silva y Francisco Javier Sánchez, en un acto de supuesta represión ocurrido en Remedios, y oriundos de Villa Clara, quienes, en realidad, son integrantes del once futbolístico “Audaz Club Sportivo Italiano”, perteneciente a la liga chilena. La misma pifia se la tragaron los jefes de Radio Martí  al difundir la detención de Jessica  Rojas Aquino, Denisis Guardado Flores, Elaini Villavicencio Peña y Rosa Morales Román, en realidad una vez integrantes de un equipo femenino de voleibol del Perú, a finales de los años 90, quienes se dijo fueron capturadas el  18 de abril de 2011, “en una acción represiva del gobierno cubano”, ocurrida en  Boyeros, La Habana. No escaparon tampoco de la engañosa trampa a sus promotores, de los que Elizardo recibe abundante dinero (Solo la Fundación Hispano Cubana,  le envía cerca de 20 000 euros anuales, una mayoría de los cuales se apropia para pagar su licenciosa vida), otras importantes personas, tales como Evaristo González Silva, profesor universitario y miembro del Consejo Publicitario de Argentina; a Juan Carlos Molleda,  catedrático e investigador de Relaciones Públicas en la Facultad de Periodismo y Comunicaciones de la Universidad de Florida;  Román Pérez Senac, presidente de la Asociación Uruguaya de Relaciones Públicas; el detenido el 20 de julio de 2011, Luis Alberto Moreno, ex embajador de Colombia en Estados Unidos durante el mandato del ex presidente  Andrés Pastrana, a quien endilgó la condición de  miembro del Partido pro Derechos Humanos en La Habana; así como a otros dos supuestos cubanos arbitrariamente capturados por la “policía política del régimen de Castro”, el 21 de julio de 2011, quienes en realidad eran José María  Adriazola, presidente de la Federación española de Atletismo y Juan Carlos Higueros, atleta español de mil 500 metros, ganador en Estocolmo 2011 en la carrera de 3 000 metros.
Pero como entre pillos anda el juego, hoy nuevamente Radio Martí publicó una lista fabricada por “El Camaján” Sánchez Santacruz, que incluye a  631 detenidos en Cuba, nada menos que en enero del 2012. ¿Habrán comprobado los papagayos de la guerra mediática anticubana la veracidad de estos datos? ¿Quieren volver a verse expuestos, me pregunto, al ridículo y a la vergüenza? No lo sé realmente, sin embargo conozco que ellos tienen también su tejado sucio por el estiercol y las estafas continuadas del dinero del contribuyente norteamericano, quien no imagina cómo se despilfarra su dinero en una guerra sin sentido y destinada al fracaso.
Recuerdo que no hace mucho, creo que en 2010, la junta que supervisa Radio/TV Martí fue puesta  en entredicho por la Oficina de Fiscalización Gubernamental (GAO) de Estados Unidos, por no informar adecuadamente al Congreso sobre sus costos y su audiencia real  en Cuba. Salieron a la luz bochornosos escádalos de apropiación indebida de fondos, pagos exagerados a ciertos periodistas, etc., que determinaron que la GAO propusiera que Radio/TV Martí tuvieran una mayor supervisión de la  Junta Directiva de Radiodifusión (BBG),  y que se analizara su dependencia a la División Latinoamericana de la Voz de Estados Unidos de América (VOA). En resumen, la eficacia de Radio Martí fue vapuleada públicamente e hizo el hazmerreir ante el gobierno norteamericano y el Congreso.

Quiero prestar especial atención a uno de sus programas emitido el día 7 de enero de 2012,  a las 20:18 de la noche, exactamente, y titulado “Las Noticias Como Son”, cuya conducción recayó en Amado Gil  y José Luis Ramos, quienes tuvieron como invitados nada menos que al plumífero residente en Madrid, Michael Suárez, y a la contrarrevolucionaria Miriam Leiva,  autotitulada “periodista independiente” en la Habana.
José Luis Ramos inició el debate sobre mi denuncia contra Posada Carriles, publicada en mi blog “Descubriendo verdades” y donde puse al desnudo sus secretos planes terroristas en relación con la XXI Feria Internacional del Libro de la Habana, durante la próxima visita del Papa Benedicto XVI y, sobre todo, en la preparación de acciones terroristas contra la plataforma petrolera Scarabeo 9 y la termoeléctrica “Antonio Guiteras”, de Matanzas.
De inmediato, Amado Gil pretendió acusar al gobierno cubano de vincular a Posada Carriles con la supuesta oposición pacífica en la Isla.

La mercenaria Miriam Leyva trató de justificar a los provocadores dentro de Cuba, expresando: “yo pienso que no debería de ninguna manera lesionarse acontecimientos muy importantes que van a  tener lugar en Cuba, como al visita del Papa. Y además llamo la atención que la plataforma Scarabeo 9, no es cubana, es de empresas multinacionales y en ese caso, no sería un ataque directamente al Gobierno de Cuba o a Cuba. De todas formas pienso que también por parte de algunos elementos en Miami, algunas personas, pues están acostumbrados de vivir de eso y con eso.”

Dos cosas, sin embargo, dejó puestas sobre el tapete, en sus palabras, Miriam Leyva: Que el ataque, según ella, contra la Scarabeo 9, no sería contra Cuba (¿Fronteriza, acaso?) y que sí, es cierto, hay inviduos en Miami que viven del terrorismo. De hecho admitió que Posada carriles y sus socios lo hacen, simplemente.

En otra parte del debate se cuestionan los foristas de Radio Martí  el silencio de Posada Carriles sobre mis acusaciones. Dice uno de ellos: “Yo creo de todas formas que Posada Carriles debería pronunciarse y decir lo que sabe o no sabe, desligarse de esta amenaza, de esta denuncia que se ha hecho desde La Habana, que además se presenta sin pruebas. No hay ni una sola prueba, es una enumeración de reuniones y de listas de nombres de personas que se han presentado. Y por supuesto aquí está la mano de la Seguridad del Estado metida. El autor del artículo es Percy Alvarado, un conocido agente de la Seguridad del Estado. (,,,)  Si mi nombre estuviese ahí, yo haría un comunicado, explicando lo que sé y o sé. Y denunciando al Gobierno de Cuba por involucrarme en una situación de esta naturaleza, que puede ser muy delicada apara personas que viven en EEUU donde el terrorismo se persigue como no podía ser de otro modo.”
Lo cierto es que Posada Carriles y todos los implicados permanecen callados pues ellos conocen la veracidad de las acusaciones. Nuestras fuentes, por supuesto, por elemental lógica, las omitimos. En última instancia, le corresponde al FBI decir si estamos en lo cierto o no. Ellos saben tan bien, como nosotros, que Posada es un terrorista activo y peligroso como cuaquier miembro de AlQaeda. Lo saben también la administración Obama, pues los conoce y los usa a su antojo, como ha sucedido en Libia y lo hacen ahora contra Siria.

El día 2 de febrero tuvo su espectáculo en Radio Martí, en el mismo programa  “Las Noticias Como Son”, la mercenaria Yoani Sánchez,  abordando el tema de la “Prospección petrolera en aguas de Cuba. Situación de la prensa cubana.” Un fragmento de ese encuentro lo dice todo:

“Me siento en un dilema en cuanto a las perforaciones que se están haciendo de petróleo. Por un lado me encantaría que mi país tuviera una autonomía energética, no solo pensando en el ahora, sino pensando en mis hijos y en mis nietos  que vivan en una Isla donde no solo abunde el agua dulce sino que abunde el petróleo y los combustibles fósiles. (…) Pero por otro lado me espanta la idea de esas perforaciones tan cerca, conociendo sobre todo cómo se trabaja en Cuba, como se  ningunea o se subestiman las protecciones, los detalles que tienen que ver con la salvaguardia del ecosistema, como una vez me preocupó muchísimo que tuviéramos en el medio de la Isla una central electro nuclear y estoy temblando de ver un derrame de petróleo en las costas de mi país al estilo de Prestic, en España, o de algo parecido.”
Yoani, de hecho, se hizo cómplice del discurso de sus padrinos mafiosos en el Congreso norteamericano contra el desarrollo petrolero en Cuba, ganándose el reconocimiento de quienes la promocionan y sobredimensionan a su libre albedrío, como Ileana Ros-Lehtinen, Marco Rubio, Mario Díaz-Balart y compinches.

No faltaron en la entrevista, por supuesto, los ataques a la prensa “oficialista” por parte de la vedette de turno de la guerra ideológica contra Cuba, lo que se puso de manifiesto en el siguiente diálogo, relacionado sobre un reciente discurso del compañero Tubal Páez, presidente de la UPEC:

José Luis Ramos: “Hay un segundo paso del que no se hablé en la Conferencia, vale preguntarse. Bueno ¿y cómo el periodista comprueba que lo que le está diciendo ese funcionario gubernamental es cierto? ¿Dónde está el balance de esa noticia, el que dice que eso no es cierto? ¿Dónde está la investigación para ver si eso es cierto?”

Amado Gil: “Es irrelevante este llamado del oficialista presidente de la UPEC.”

Yoani Sánchez: “Creo haber escuchado las canciones de Sara  González en los matutinos y en los actos donde tuve que participar, lamentablemente es una persona que se encasilló demasiado y es una pena porque tenía una voz que hubiera dado para mucho más, pero se dejó encasillar políticamente. (…) Todo lo que podamos decir de Sara González ahora mismo son impresiones muy de tipo artístico, personal, subjetivo, y creo que la vida y el tiempo dirá la última palabra.”

Claro, reafirmo yo, el tiempo dirá la última palabra y las Yoanis pasarán a la historia sin reconocimiento alguno en la memoria histórica de las nuevas generaciones. Sara González, por su parte, quedará en nosotros, como una llama viva, expresando en nuestros corazones su arenga permanente por el combate en defensa de nuestra Patria y de nuestras conquistas.
Por último, debo recordarle a nuestros enemigos, que los 41 006 materiales contrarrevolucionarios emitidos por ellos en el año  2011 en Radio Martí, así como los 10 308 colocados en sus más de 736 blogs anticubanos y los 86 533 twitters lanzados a Internet por sus mercenarios, no nos quitan el sueño. Cuba está preparada para enfrentar cualquier tipo de agresión, incluida esta despreciable guerra ideológica basada en la vil mentira y en las más bochornosas calumnias.
¡Este, acaben de entenderlo, es un pueblo que no se doblega ni se rinde!
( Percy Francisco Alvarado Godoy)

 

Vea quiénes pretenden acuchillar a Cuba en la Cumbre de Perú mediante PASCA

Vea quiénes pretenden acuchillar a Cuba en la Cumbre de Perú mediante PASCA

El tópico ha sido explicado en sendos artículos por Luis Alberto Rodríguez, periodista mexicano en sendos artículos reproducidos aquí.

El Proyecto PASCA en la Cumbre de Perú

El sueño no alcanza para todos aquí. La próxima Cumbre de las Américas que tendrá lugar, entre el 13 y el 14 de abril, en Lima, Perú, ha creado un clima de alta tensión, primero, por la llegada de Donald Trump y segundo, por su encuentro con países a quien el titular de la Casa Blanca ha tildado de adversarios como Venezuela, Cuba, Bolivia…

Tal agitación no es exclusiva de la cumbre de presidentes, lo es también entre la sociedad civil que se verá las caras en tierra peruana, por un lado, las organizaciones asiduas a la Casa Blanca y, por el otro, quienes mantienen una política a contracorriente de Trump.

Es así como la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, —la Redlad, asociada a la Organización de Estados Americanos—, ha operado la iniciativa llamada “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas”, también conocida como Proyecto PASCA.

Auspiciada por la Fundación Freedom House, la Redlad ha causado estragos entre los organizadores del encuentro ciudadano de la Cumbre de Perú. Su intención es darle foro a voces que abiertamente proponen la re-anexión de Cuba a Estados Unidos. Esto, como era de esperase, ha levantado las críticas de varios países latinoamericanos y tiranteado el transcurrir del evento. Lima es hoy —y en buena parte, debido a eso—, un terreno minado para la política exterior americana.

¿Por qué el empeño de la Redlad en estirar así el contexto de la Cumbre de Perú? Quizá porque el Proyecto PASCA fue diseñado para eso, al ser parte de un proyecto más grande de la Freedom House: la iniciativa “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, cuyo objetivo es dar foro a anexionistas cubanos en eventos como los de Lima, y generar impacto mediático que sirva a la política exterior de la Casa Blanca.

La historia de la Freedom House es conocida: nació en la guerra fría como brazo político del Departamento de Estado frente al comunismo. Y de esto parece obvio que Donald Trump saca provecho.

La Cumbre de Perú medirá la influencia efectiva del mandatario estadunidense sobre Latinoamérica y el Caribe. Es la primera vez que el presidente sale al encuentro del resto del continente y la política exterior de la Casa Blanca está valiéndose de todas sus herramientas para asegurarle a Trump una estancia favorable. Al respecto, el Proyecto PASCA hace su parte.

Desde ya, la Redlac en conjunción con asociaciones como la peruana Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo —asociada a la Cancillería de Perú—, dan el visto bueno a quienes tendrán reflectores en los foros sociales de la Cumbre. Los medios aguardamos pacientes y el binomio Trump-Cuba prende en automático los micrófonos.

¿Podrá el presidente beneficiarse de esto? Lo que puede advertirse es que, lo que ocurra en Lima determinará la política de Estados Unidos hacia el sur del continente por el resto de la era Trump. Latinoamericanismo o Washington: Las cámaras están listas.

¿Qué es el Proyecto PASCA y quién está detrás?

Las cosas se mueven rumbo a la próxima Cumbre de las Américas, a realizarse del 13 al 15 de abril en Perú. Será el primer gran intento de Donald Trump por separar a los “buenos” de los “malos” en el continente; donde los “buenos” son aquellos países que atienden los mandatos de la Casa Blanca y los malos, a saber, los no alineados.

Las tácticas utilizadas por Trump son específicas. Algunas muy básicas, como no invitar a Venezuela a la cumbre. Otras, más elaboradas, como la que Washington dedica a Cuba, otro de los “bad guys” de América, según el gobierno de EE.UU.

Se trata del proyecto “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, financiado por el Departamento de Estado, el cual promueve la participación de grupos anti-cubanos en los foros regionales de la Organización de Estados Americanos (OEA). La idea es que estos grupos se inserten en la Cumbre de las Américas de Perú para hablar mal del gobierno de Cuba y que esto impacte en los medios; claro, con dinero de por medio y a través del conocido Proyecto PASCA.

¿Qué es el Proyecto PASCA? Es el proyecto llamado “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas” que busca crear un “foro ciudadano” en la Cumbre de Perú.

Es operado por la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia –la Redlad—y he ahí lo interesante, pues esta recibe dinero de la Fundación Freedom House, organización radicada en Washington la cual, a su vez, funciona con dinero del Departamento de Estado de EE.UU. para regar financiamiento a iniciativas como el “Building Bridges…”.

¿A quienes pretende llevar el Proyecto PASCA a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas? 

Aquí una lista de invitados. Apréndaselos porque los veremos salir en los canales y periódicos cumpliendo el propósito para el cual les han pagado:

Yusmila Reyna Ferrera, Fernando Edgardo Palacio Mogar, Navid Fernández Cabrera, Guillermo Fariñas Hernández, Boris González Arenas, Claudio Fuentes Madan, Alexei Gamez Alonso, Rolando Rodríguez Lobaina, Egberto Angel, Cristina Rodríguez Penton, Antonio Rodiles, Elizardo Sánchez, Henry Constantin Ferreiro, Erick Álvarez Gil, Camilo Ernesto Oliveira, Roberto de Jesús Guerra Pérez, Acelia Carvajal Montaine, Juan del Pilar Goberna Hernández, Magalys Norbis Otero Suárez, Nelson Manuel Álvarez Matute, Angel Hurtado Porro, Tairhit Rivero Álvarez, Sandra Margarita Borges García, Eroisis González Suárez, Zuleidys Lisbet Pérez Velázquez, José Daniel Ferrer, Manuel Silvestre Cuesta Morúa.

 

Empieza la Tercera Reunión Ordinaria de 2018 del Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres (GRIC) en Lima, Perú. Nuestra directora ejecutiva, @Ginitastar, hace presencia para participar activamente como una de las voces de la sociedad civil.

El sueño no alcanza para todos aquí. La próxima Cumbre de las Américas que tendrá lugar, entre el 13 y el 14 de abril, en Lima, Perú, ha creado un clima de alta tensión, primero, por la llegada de Donald Trump y segundo, por su encuentro con países a quien el titular de la Casa Blanca ha tildado de adversarios como Venezuela, Cuba, Bolivia…

Tal agitación no es exclusiva de la cumbre de presidentes, lo es también entre la sociedad civil que se verá las caras en tierra peruana, por un lado, las organizaciones asiduas a la Casa Blanca y, por el otro, quienes mantienen una política a contracorriente de Trump.

Es así como la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, —la Redlad, asociada a la Organización de Estados Americanos—, ha operado la iniciativa llamada “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas”, también conocida como Proyecto PASCA.

Auspiciada por la Fundación Freedom House, la Redlad ha causado estragos entre los organizadores del encuentro ciudadano de la Cumbre de Perú. Su intención es darle foro a voces que abiertamente proponen la re-anexión de Cuba a Estados Unidos. Esto, como era de esperase, ha levantado las críticas de varios países latinoamericanos y tiranteado el transcurrir del evento. Lima es hoy —y en buena parte, debido a eso—, un terreno minado para la política exterior americana.

¿Por qué el empeño de la Redlad en estirar así el contexto de la Cumbre de Perú? Quizá porque el Proyecto PASCA fue diseñado para eso, al ser parte de un proyecto más grande de la Freedom House: la iniciativa “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, cuyo objetivo es dar foro a anexionistas cubanos en eventos como los de Lima, y generar impacto mediático que sirva a la política exterior de la Casa Blanca.

La historia de la Freedom House es conocida: nació en la guerra fría como brazo político del Departamento de Estado frente al comunismo. Y de esto parece obvio que Donald Trump saca provecho.

La Cumbre de Perú medirá la influencia efectiva del mandatario estadunidense sobre Latinoamérica y el Caribe. Es la primera vez que el presidente sale al encuentro del resto del continente y la política exterior de la Casa Blanca está valiéndose de todas sus herramientas para asegurarle a Trump una estancia favorable. Al respecto, el Proyecto PASCA hace su parte.

Desde ya, la Redlac en conjunción con asociaciones como la peruana Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo —asociada a la Cancillería de Perú—, dan el visto bueno a quienes tendrán reflectores en los foros sociales de la Cumbre. Los medios aguardamos pacientes y el binomio Trump-Cuba prende en automático los micrófonos.

¿Podrá el presidente beneficiarse de esto? Lo que puede advertirse es que, lo que ocurra en Lima determinará la política de Estados Unidos hacia el sur del continente por el resto de la era Trump. Latinoamericanismo o Washington: Las cámaras están listas.

¿Qué es el Proyecto PASCA y quién está detrás?

Las cosas se mueven rumbo a la próxima Cumbre de las Américas, a realizarse del 13 al 15 de abril en Perú. Será el primer gran intento de Donald Trump por separar a los “buenos” de los “malos” en el continente; donde los “buenos” son aquellos países que atienden los mandatos de la Casa Blanca y los malos, a saber, los no alineados.

Las tácticas utilizadas por Trump son específicas. Algunas muy básicas, como no invitar a Venezuela a la cumbre. Otras, más elaboradas, como la que Washington dedica a Cuba, otro de los “bad guys” de América, según el gobierno de EE.UU.

Se trata del proyecto “Buiding Bridges for Civil Society in Cuba”, financiado por el Departamento de Estado, el cual promueve la participación de grupos anti-cubanos en los foros regionales de la Organización de Estados Americanos (OEA). La idea es que estos grupos se inserten en la Cumbre de las Américas de Perú para hablar mal del gobierno de Cuba y que esto impacte en los medios; claro, con dinero de por medio y a través del conocido Proyecto PASCA.

¿Qué es el Proyecto PASCA? Es el proyecto llamado “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas” que busca crear un “foro ciudadano” en la Cumbre de Perú.

Es operado por la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia –la Redlad—y he ahí lo interesante, pues esta recibe dinero de la Fundación Freedom House, organización radicada en Washington la cual, a su vez, funciona con dinero del Departamento de Estado de EE.UU. para regar financiamiento a iniciativas como el “Building Bridges…”.

¿A quienes pretende llevar el Proyecto PASCA a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas? 

Aquí una lista de invitados. Apréndaselos porque los veremos salir en los canales y periódicos cumpliendo el propósito para el cual les han pagado:

Yusmila Reyna Ferrera, Fernando Edgardo Palacio Mogar, Navid Fernández Cabrera, Guillermo Fariñas Hernández, Boris González Arenas, Claudio Fuentes Madan, Alexei Gamez Alonso, Rolando Rodríguez Lobaina, Egberto Angel, Cristina Rodríguez Penton, Antonio Rodiles, Elizardo Sánchez, Henry Constantin Ferreiro, Erick Álvarez Gil, Camilo Ernesto Oliveira, Roberto de Jesús Guerra Pérez, Acelia Carvajal Montaine, Juan del Pilar Goberna Hernández, Magalys Norbis Otero Suárez, Nelson Manuel Álvarez Matute, Angel Hurtado Porro, Tairhit Rivero Álvarez, Sandra Margarita Borges García, Eroisis González Suárez, Zuleidys Lisbet Pérez Velázquez, José Daniel Ferrer, Manuel Silvestre Cuesta Morúa.

Para esta iniciativa del Departamento de Estado, trabajan en la División LAC de Freedom House: Alejandra P. Argueta, Tony Pérez, pablo Viera, Elisa López, Alexander Brockwehl y Paloma Rivera, quienes se mantienen en contacto con los cubanos entrenados en el Proyecto PASCA, al igual que la directora de la Redlad, Gina Romero.

El equipo de la Redlad lo componen también Brian Alvarado Pino, asesor de comunicaciones. Yolima Apolonia García Jaramillo, especialista en diseño. Hans Tippenhauer, representante de la organización y del Proyecto PASCA en el Caribe y asistente del ex presidente de Haití, Michel Martelly. Luis Angel Roa Zambrano y Cindi García, coordinadores de proyectos. Y Rosa Quintana, coordinadora general.

Hay que recordar que el propósito de todo esto es meter a estos personajes a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas ¿Cómo pretenden hacerlo? Quizá esto es lo más triste de la historia pues han logrado doblegar a la Cancillería de Perú para tales propósitos, a través del Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (DESCO) representado por Molvina Zeballos, Carola Tello y Eduardo Toche.

Por si fuera poco, está involucrada la opositora venezolana María Mercedes de Freitas, de la organización “Transparencia Venezuela”; todos, coordinados por el Departamento de Estado, en una primera instancia por Nicholas Miller -quien actualmente desempeña otras funciones–, presumiblemente reemplazado por la funcionaria Kathreen Duffin.

Claro que Freedom House ha tratado de mantener un bajo perfil en este proyecto, por lo cual le asignaron el seudónimo “Cafe” a su organización para las comunicaciones con los cubanos entrenados. ¿Por qué ocultar su relación con esto? Quizá es el temor a que este proyecto falle, como tantos otros fabricados desde el gobierno de Estados Unidos para intentar una subversión en Cuba.

Para esta iniciativa del Departamento de Estado, trabajan en la División LAC de Freedom House: Alejandra P. Argueta, Tony Pérez, pablo Viera, Elisa López, Alexander Brockwehl y Paloma Rivera, quienes se mantienen en contacto con los cubanos entrenados en el Proyecto PASCA, al igual que la directora de la Redlad, Gina Romero.

El equipo de la Redlad lo componen también Brian Alvarado Pino, asesor de comunicaciones. Yolima Apolonia García Jaramillo, especialista en diseño. Hans Tippenhauer, representante de la organización y del Proyecto PASCA en el Caribe y asistente del ex presidente de Haití, Michel Martelly. Luis Angel Roa Zambrano y Cindi García, coordinadores de proyectos. Y Rosa Quintana, coordinadora general.

Hay que recordar que el propósito de todo esto es meter a estos personajes a hablar mal de Cuba en la Cumbre de las Américas ¿Cómo pretenden hacerlo? Quizá esto es lo más triste de la historia pues han logrado doblegar a la Cancillería de Perú para tales propósitos, a través del Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (DESCO) representado por Molvina Zeballos, Carola Tello y Eduardo Toche.

Por si fuera poco, está involucrada la opositora venezolana María Mercedes de Freitas, de la organización “Transparencia Venezuela”; todos, coordinados por el Departamento de Estado, en una primera instancia por Nicholas Miller -quien actualmente desempeña otras funciones–, presumiblemente reemplazado por la funcionaria Kathreen Duffin.

Claro que Freedom House ha tratado de mantener un bajo perfil en este proyecto, por lo cual le asignaron el seudónimo “Cafe” a su organización para las comunicaciones con los cubanos entrenados. ¿Por qué ocultar su relación con esto? Quizá es el temor a que este proyecto falle, como tantos otros fabricados desde el gobierno de Estados Unidos para intentar una subversión en Cuba.

Blog: www.buitresenlaciudad.press