Lección de historia para José Daniel Ferrer García.

Por: Jennifer Blanco

En cada una de las transformaciones a las que se han enfrentado las formaciones económico-sociales en el transcurso de su desarrollo, aún y cuando han tenido como denominador común al hombre, no ha sido este en sí como  un medio, sino el instrumento mediante el cual se ha alcanzado el verdadero objetivo.

Estos objetivos han estado determinados por los intereses perseguidos, teniendo como premisas la interpretación acertada que ha hecho el hombre de las leyes naturales y sociales por las cuales se encauza una formación  económico-social para transformarla.

Unido a cada uno de los grandes acontecimientos por los que ha atravesado el mundo, han llevado consigo figuras que han trascendido a su época, independientemente de la parte del mundo en la que compartan el factor tiempo o sistema social al que han pertenecido.

Estos hombres que han transformado el mundo han sido capaces de agrupar a las grandes masas, no para seguir figuras, sino para compartir proyectos de desarrollos (sociales, económicos, culturales, religiosos, científicos etc.), porque debe saber Ferrer García que las grandes masas a lo largo de la historia han sido capaces de morir por ideales pero nunca por dinero.

Hay factores que aunque comunes en cada uno de esos procesos, nunca han podido ser extrapolados rígidamente a otras regiones. Pues en cada parte se manifiestan de maneras y modos diferentes. Es por ello que podemos afirmar al igual que lo hiciera el Líder Histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz “las revoluciones no se exportan”.

Otro de los factores, es el estrato social de los hombres que han sido capaces de arrastrar a las masas, además de las masas en sí mismas. El líder puede ser de  cualquiera de las clases representadas en la sociedad pero siempre intrínsecamente e indisolublemente ligado a las masas.

Personas con verdaderas convicciones sociales, morales, apartadas de cualquier sentimiento individualista de poder, y así serán las personas que juntan en torno a su proyecto.

Estas personas han sido capaces de conformar verdaderos proyectos transformadores y aunque se hayan podido adoctrinar de diversas literaturas, siempre han sido verdaderamente autóctonos, ajustados a los países donde han sido sembrados para luego fructificar.

Los verdaderos transformadores de su realizad social nacen y se perfilan, no se hacen a través de INTERNET. Tú no encuadras dentro de ninguno de los párrafos descritos anteriormente. Tú José Daniel Ferrer García seguirás siendo un primate con cuerpo de reptil a los pies del imperialismo.Presentación1

fff

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *