La CIA consideró terrorismo los planes de Posada Carriles contra Cuba

Escrito por PL

Archivos revelados recientemente en este país acerca de la investigación sobre el asesinato del expresidente John F. Kennedy contienen el expediente secreto del terrorista de origen cubano.

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos consideró terrorismo los planes del criminal confeso Luis Posada Carriles y tuvo evidencias de su participación en el atendado contra un avión cubano, según difundió hoy la prensa norteamericana.

Archivos revelados recientemente en este país acerca de la investigación sobre el asesinato del expresidente John F. Kennedy contienen el expediente secreto del terrorista de origen cubano, informante de la CIA, pero considerado tan peligroso que la propia agencia lo tenía vigilado.

Cuando en 1976 explotó en Barbados un avión de Cubana de Aviación con 73 personas a bordo, a raíz de un atentado del cual Posada es considerado el autor intelectual, la CIA estuvo muy preocupada de que su relación con él se hiciera pública.

De acuerdo con el diario El Nuevo Herald, que examinó los archivos revelados, un resumen de la CIA de julio de 1977 dio cuenta de una reunión en República Dominicana entre Posada, Orlando Bosch y otros individuos con el mayor del ejército estadounidense de origen cubano Juan Armand Montes.

El documento describe a Bosch como ‘el líder terrorista de los exiliados cubanos’ y cita a un coronel dominicano según el cual el objetivo del encuentro era discutir ‘varios planes terroristas’, entre ellos ‘colocar bombas en aviones cubanos y en misiones diplomáticas cubanas’.

También incluían sabotear naves cubanas y soviéticas, secuestrar al embajador cubano ante las Naciones Unidas y matar al funcionario de la isla Carlos Rafael Rodríguez en Lisboa, Portugal.

La agencia norteamericana estuvo al tanto, asimismo, de los envíos de armas a insurgentes guyaneses en 1969, de la participación de Posada en un intento de derrocar al gobierno de Guatemala y de su rol en varios complots para asesinar al líder histórico de la Revolución en el país caribeño, Fidel Castro.

Posada, quien permanece libre en Miami pese a las continuas denuncias de Cuba por sus actividades terroristas y los pedidos de extradición de Venezuela, fue detenido junto a Bosch en Venezuela por ser identificados como los principales organizadores del atentado contra el avión de Cubana.

A los venezolanos Hernán Ricardo Lozano y Freddy Lugo, reclutados como autores materiales del crimen, los apresaron a su vez en Trinidad y Tobago como los principales sospechosos.

‘Por el momento, la estación no tiene pruebas contundentes que vinculen directamente [a los agentes] W-3, W-1 o Ricardo Morales Navarrete al atentado del 6 de octubre de 1976… De los tres, W-3 [Posada] parece haber sido el más implicado por su posible asistencia a Hernán Ricardo Lozano y/o Freddy Lugo’, indicó un memorando de octubre de 1976.

Según el texto del Herald, la CIA estaba al tanto de pruebas que incriminaban a Posada, aunque consideró que eran ‘circunstanciales’.

Otro cable secreto señaló que las autoridades venezolanas tenían ‘evidencia que implica al sujeto 201-300985 [número de identificación de la CIA de Posada] en la voladura del avión de Cubana’.

Unos días después del atentado, la CIA también obtuvo información sobre comentarios que habría hecho Posada en una cena: ‘vamos a atacar a un avión cubano’ y ‘Orlando tiene los detalles’.

A partir de la información entregada por la agencia, el Departamento de Estado concluyó que Posada parecía ser ‘la persona que planeó el sabotaje’ del avión, un hecho por el cual las autoridades estadounidenses nunca lo acusaron

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *