#TodosMarchamos Escándalo: Manuel Cuesta Morúa. Sultán de la emigración de la High Society opositora.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Teo  Pereira  en  Cuba

Desde aquí haré famosos los chismes de Cuba.

 

Hola queri-dos(as):

La verdad es que no me puedo quejar queri-dos, porque las informaciones me llegan por montoncitos bien compactos. Clics, clics y más clics.

Después de la bomba de la FNCA y el DDC había decidido no escribir más por hoy, pero el clamor desesperado de los fans debe ser atendido, y en esta oportunidad, recibí una llamada de un hombre que se precia de las buenas informaciones y tuve que ceder.

El caso es que Manu (Manuel Cuesta Morúa), ha estado lucrando descaraditamente con #Otro18, (y no es que le dé la razón a la abominable mujer de blanco). Pero eso no es noticia, y lo sé, así que no se impacienten queri-dos. Las bombas están por ser leídas.

En qué consiste el lucro de Manu: el señorito de la High Society opositora ha logrado sacar en menos de un año a más de 10 de sus amiguis opositores del país, utilizando sus influencias con algunas personitas de la Embajada de Estados Unidos en Cuba. No las menciono porque mi fuente me pidió encarecidamente que no maltratara los negocios que él también mantiene con ellos, así que anonimato para los chicos. Crucesssssss.

Ahora estarán pensando: Teo por dios!! No digas cosas que no puedas probar. Y saben qué queri-dos: Si, si puedo probarlas. Que maloso soy.

Voy a mencionar algunos casitos:

Afro +: 5 chicos emparentados con Manu, fueron a Estados Unidos, con la idea de pasar un cursito y luego regresar a poner la tierra caliente. Peroooo las McDonalds pudieron más y pun!!, terminaron por quedarse. Quien los juzga ¿verdad? Pero ojo, Manu ya lo sabía.

Estos fueron los primeros, y van contando cinco.

Luego vino la dupla del cariño: los hermanitos Sander y Nelson Matute. Yo no pensé que Nelsito se quedaría, pero así es la vida queri-dos. Ambos hablaron con Manu para que intercediera por ellos en la Embajada, y Manu con su habitual eficiencia lo logró. Luego de salir del país se quedaron sin miramientos. Claro, Nelsito sabe lo que le conviene y fue a buscar refugio en la casita de Juan Antonio Alvarado (no pongo Ramos, porque nadie le dice así, pero es el apellido que más me gusta), que sin pensarlo dos veces lo dejó quedarse. Crucesssss, siempre he creído en la solidaridad gay en el mundo.

Después vino Yaima Isabel Herrera, una rubia pisto-sa, con la que Manu quiso darle la vuelta a América, pero que solo la logró llevar a Argentina, porque después de esto la niña suplicó, imploró, lloró, se arrastró por una visa de la Emba, y Manu, corto y perezoso (y lo de corto no lo digo yo, sino la propia Yaima) utilizó sus encantos y logró la visa, que le costó el final del matrimonio. Pobre Manu, se aprovecharon de su bondad, qué dolor, qué dolor, que pena.

Y como el que parte y reparte se lleva la mejor parte, el hermanito de Manu: Boris Stuart Morúa, que se enteró de la facilidad de su herma, para conseguir las visas, exigió la suya y salió volando raudo y veloz, hacia Estados Unidos. Manu tiene esto escondido entre los más allegados, pero para Teo Pereira (o sea, Yo) no hay nada escondido entre cielo y tierra queri-do.

Pero quien piensa que todo esto es solo chisme económico, mmmm, se equivocaron, ahora viene la parte picantica. Crucesssss

Lisbetty Arias, ahijada de Ayda Valdés Santana, una viejita de la High Society opositora, es el nuevo centro de atención de Manu. Cómo es usual en él, ya la presenta en la Society como su nueva adquisición, pero en este caso hay una particularidad: dicen los que saben de esas cosas que la queri-da Lisbetty es un monumento y que ahora es Manu quien se arrastra y llora por mostrarle la profundidad de sus ideas políticas. La niña quiere dejarlo, aunque sabe que es un sacrificio y ya ha dicho a viva voz, que solo cambiará espacio en su interior, por la garantía de una visita para Estados Unidos, y quizá unos pesitos para empezar.

Ay queri-dos en la High hay de todo como en botica, no nos podemos quejar, y ojalá Manu de más de que hablar, porque ya saben que amo oír el conteo de los clics.manuel-cuesta-morua-abre

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Acabo de leer a Teo Pereira de Cuba. Un poco mas original que el de Brasil. Exquisito. Realmente. Tiene un significado especial que moderniza la politica cubana de un modo interesante e inesperado: recuperando una de las notas esenciales de la cultura cubana que me parece fundamental para la democracia: el choteo del que nos comentaron, y profusamente, buenos autores cubanos. Yo celebro a Teo Pereira, a quien no dejare de seguir y republicar. Y no se asuste nadie. Solo sera cuando hable de mi. A pesar de algunas inexactitudes,esto es una joya. Y no importa que asi sea, de lo contrario no seria todo lo picante que se necesita. Bienvenido Teo Pereira a la politica cubana. Y si sustituye a la policia politica, mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *